- Publicidad -
lunes, noviembre 28, 2022

Ciclistas ven ciclopistas paralelas al bulevar Hidalgo como deficientes

León, Gto. Las ciclopistas de las calles Tancítaro y Juan de la Barrera, ubicadas en las calles paralelas al bulevar Miguel Hidalgo, son una opción para los ciclistas, pero ellos las evitan porque consideran que son deficientes para su uso.

En estas ciclopistas no es tan frecuente el paso de personas a bordo de bicicletas como lo es en el bulevar Miguel Hidalgo, donde sus usuarios prefieren transitar por esta vialidad por su alta afluencia y así evitar algún ilícito.

Foto: Jorge Hernández

Sin embargo, quien lo hace se arriesga a sufrir percances o de ser víctima de la delincuencia, pues adentrarse a estas vialidades es recorrer a través de colonias como Villa Insurgentes, Fraccionamiento Hidalgo, El Retiro, Michoacán, Héroes de Chapultepec y La Florida.

Durante un recorrido realizado por la ciclopista de la calle Tancítaro, se pudo comprobar que en algunos de los tramos no hay alumbrado público ni señalamientos visibles que indiquen el espacio destinado para los ciclistas.

Foto: Jorge Hernández

Lo mismo sucede en la ciclovía de la calle Juan de la Barrera, donde los ciclistas prefieren transitar por el bulevar Miguel Hidalgo, que por aquí debido a que hay muchas calles que a su paso pueden causar un accidente debido a su mala infraestructura.

Ciclistas que todos los días utilizan estas vías de circulación comentaron las diferentes problemáticas que han detectado con el paso del tiempo.

“En estas ciclopistas hay muchas calles de por medio, lo único que divide la ciclovía con la calle son unos bordes verdes y unas pintas donde dicen que es zona preferencial y que la velocidad permitida es de 30 kilómetros por hora”, contó un ciclista.

Entre los factores por los que evitan estas ciclopistas es por la falta de espacios señalados para los ciclistas en algunos de los tramos, pues en algunos la ciclopista se termina, por lo que terminan optando circular hacia el bulevar Miguel Hidalgo.

“Aquí en Juan de la Barrera hay ciclopista pero de repente se vuelve de tierra, la otra vez se me ponchó la bici porque tengo que atravesar este tramo de terracería y además circular por aquí es peligroso porque se dan muchos asaltos”, comentó otro ciclista.

Foto: Jorge Hernández

Incluso los peatones y vecinos de esta colonia señalan que se han percatado de accidentes al momento que los conductores abren las puertas de sus vehículos, causando que motociclistas y ciclistas sufran lesiones de consideración.

“Por eso se van por el Hidalgo, porque aquí hay muchos riesgos de que les pase un accidente porque si te fijas este semáforo de la calle Rafael Iriarte y Tancítaro, no funciona y aquí muy pocos ceden el paso porque no hay educación vial”, dijo un peatón vecino de la colonia Hidalgo.

Por otra parte en esta calle los ciclistas señalaron que un ejemplo mal de ciclopista es la de la calle Tancítaro, pues no solo se trata de poner señaléticas en el piso que terminan destruyéndose por el paso vehicular, pues hace falta crear espacios seguros para que ellos puedan circular y llegar a su destino.

Lo mismo sucede en la de la Juan de la Barrera, donde al circular por este lugar los ciclistas prefieren hacerlo por el bulevar Miguel Hidalgo debido al riesgo que corren de encontrarse con una pesada unidad.

“Yo evito la calle Juan de la Barrera, está en muy mal estado y los vehículos se atraviesan de un lado y de otro. Es mejor el bulevar Hidalgo, por el carril de la ‘oruga’ y ya de ahí por las banquetas o la vialidad si está sola”, dijo otro ciclista.

Esto surge luego de que la joven ‘Majo’, fuera atropellada por un conductor en estado de ebriedad cuando circulaba en su bicicleta por el carril del transporte público y un vehículo la embistió, causando fracturas y una suma de más de 200 mil pesos en el hospital.

Ante estos hechos colectivos ciclistas se manifestaron exigiendo justicia para la afectada y respeto para la población que utiliza la bicicleta como medio de transporte.

 

Más noticias

Comentarios

spot_img