- Publicidad -
lunes, septiembre 27, 2021

Permanecerá programa “Crucero Seguro” en Celaya para inhibir otros delitos

Celaya; Gto.- Malabares, limpiaparabrisas, vendedores y hasta menores que venden dulces, son retirados de los cruceros vehiculares en la ciudad, bajo la justificante de proteger su integridad y evitar otro delito como posible robo o hasta secuestro, pero al momento no se tiene reporte de ningún tipo de incidente.

Miguel Ángel Simental, secretario de Seguridad Ciudadana en Celaya, garantiza que el programa “Crucero Seguro” impuesto en el municipio desde hace ocho años está vigente, donde se prohíbe la presencia de personas para obtener algún recurso.

Foto: especial

“Estas personas ponen en peligro su integridad al estar tan cerca de los vehículos, además que el propio DIF (Desarrollo Integral de la Familia) nos pide estas acciones, porque hay menores y no sabemos si vienen con sus padres o con otras personas”.

El Secretario de Seguridad aseguró que en la mayoría de los casos se trata de personas provenientes de otros municipios del Estado e incluso de otros estados, donde si bien no ocurrió ningún altercado, pueden reportar posibles víctimas para robo o secuestro.

Miguel Ángel Simental, secretario de Seguridad Ciudadana en Celaya. Foto: especial

“Esto se puede detectar en sus teléfonos, donde monitorean a personas que pasan por los cruceros, por eso las acciones preventivas y cuando son detectadas se remite a los separos, pero es complicado aplicar multas cuando se define que son personas sin trabajo”.

“Bando de Policía y Buen Gobierno”

En el Artículo 63, donde establece que su sección tres que las infracciones contra el libre tránsito de las personas que atentan contra el libre tránsito de las personas las siguientes; realizar en la vía pública a cambio de una gratificación económica las siguientes conductas: asear vehículos en circulación, momentáneamente detenidos o actos de malabarismo, realizar actividades de entretenimiento en cruceros o vialidades; así como aquellas que obstaculicen el arroyo vehicular y paso peatonal.

La infracción que aplique el juez calificador de barandilla depende de la consideración la edad del infractor, reincidencia, capacidad económica, gravedad de la conducta y riesgo que representa y el oficio o profesión que desempeña, si el infractor fuera jornalero u obrero no podrá ser castigado, con una multa mayor al importe de su jornal o sueldo de una semana y si es arrestado no debe exceder 36 horas.

Más noticias

Comentarios

spot_img