- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Navarro le prende un Cirio a la federación para que llegue apoyo

Guanajuato, Gto. Al afirmar que Guanajuato capital no existe para la Federación, el alcalde Alejandro Navarro Saldaña le prendió un Cirio para orar y que llegue el apoyo que tanto se necesita.

Navarro señaló que el Municipio ha enfrentado una crisis económica derivada de la contingencia
sanitaria por COVID-19, desde hace un año y sin recibir apoyo del Gobierno Federal que
encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Además, recordó que el Municipio arrastra una deuda millonaria con varios constructores, a los
que no se les pagaron obras que se hicieron en comunidades con recursos del Fondo Minero.

La deuda por 12 millones de pesos se arrastra desde el 2019 a seis contratistas, y además de ese recurso que no ha sido liberado, se quedaron pendientes otros, alrededor de 30 millones de pesos, que no pudieron ser etiquetados por trabas en la instalación del Comité del Fondo Minero.

Agregó que Guanajuato capital, en 2020 tampoco fue beneficiado con recursos del Fondo de
Ciudades Patrimonio, al cual se le hizo un recorte presupuestal considerable, y que tuvo que ser
concursado por las 10 ciudades mexicanas patrimonio de la humanidad y otras 10 más. Este año, también tendrá que concursar por los recursos.

“Guanajuato no existe para la federación. Tengo deudas con gente del Fondo Minero, recursos del
patrimonio, pero no quito mi veladora, hace unos días fui a San Juan de los Lagos y compré una vela grande un Cirio muy bueno para prendérselo al Gobierno Federal y al Estado para que nos siga apoyando”.

No es la primera vez que el alcalde capitalino se encomienda, en marzo del 2019 también pidió el
apoyo de la Santísima Trinidad para poder combatir la delincuencia en la ciudad.

Cuestionado sobre cómo se saldará la deuda que tienen con contratistas, Alejandro Navarro
aseguró que buscarán los esquemas para cubrir el pago a cada uno de los constructores.

De hecho, confió en que antes de que se vaya de licencia para ir a campaña rumbo a su
reelección, el 1 de abril, puedan saldar la deuda millonaria.

“La verdad es que los constructores son buenas personas, trabajadoras, pero en este Gobierno
no se pueden quejar de que no les hemos dado obra, la mayor parte de los constructores traen
obra, los Colegios, Cámaras, hemos tratado de arreglar el tema, pero de que se les debe se les debe”, finalizó.

Más noticias

Comentarios

spot_img