- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

No solo asesinato del padre duele, sino de todos los que son asesinados: obispo de Celaya

Celaya; Gto.-  “No tengamos miedo, porque debemos de cumplir con nuestro deber”, fue el exhorto que hizo Benjamín Castillo Plascencia, Obispo de la Diócesis de Celaya, luego del asesinato de Gumersindo Cortés González, padre de Dolores Hidalgo el pasado sábado por la noche.  

“Nos apena mucho, no solo por el (Padre Gumersindo), sino de todos aquellos que fueron asesinados, porque todos somos del Pueblo Santo de Dios, son muchas las personas que murieron (asesinadas) y algunas se nos olvidan”.

El Obispo de Celaya dijo que en la Diócesis hay unos 200 padres, pero no tiene conocimiento que alguno haya reportado amenazas u hostigamiento de manera directa contra su persona, pero el crimen contra el Padre Cortés González, pone en alerta como sociedad.

“Hay muchos muertos, por eso el exhorto es el mismo, aquellos que hacen el mal que se arrepientan, Dios busca que se arrepientan no la muerte del pecador, que se conviertan y vivan en paz”.  

Benjamín Castillo Plascencia, obispo de la Diócesis de Celaya, aseguró que se continuará con las labores religiosas para cumplir con su deber. Foto: Ricardo Aguilar.

Benjamín Castillo Plascencia, aseguró que el Padre Gumersindo era un buen sacerdote, un hombre agradable y tranquilo, no era brusco o bronco y era apreciado, por eso deja en manos de las autoridades de la Fiscalía del Estado con su trabajo resuelvan el crimen.

 

Más noticias

Comentarios

spot_img