- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

Para pareja salmantina, vacuna es una esperanza para retomar el danzón

Salamanca, Gto. Ha pasado un año desde que empezó la contingencia por COVID-19 y los domingos en el jardín principal de Salamanca ya no fueron los mismos, es por eso que para Juan Antonio Mejía y Ana María Hernández haber recibido la vacuna contra coronavirus es una esperanza para, dentro de poco tiempo, volver a bailar danzón.

Ambos adultos mayores pertenecen al grupo ‘Experiencia Mágica’ que encabeza Rosalba Pérez, quien junto al maestro de danzón, José Luis Monzón Celaya acompañó a sus aprendices a la aplicación de su vacuna.

“Estamos muy contentos porque esa actividad les va ayudar mucho y vienen con ese entusiasmo para seguir adelante con la actividad de bailar danzón que es lo que les encanta”, dijo Rosalba.

Expuso que al grupo lo conforman  40 mujeres y hombres, la mayoría adultos mayores  que se concentraron en el Hospital Regional de Pemex, para cumplir con lo propio y todos se mantenían informados de su vacunación.

“Somos 40 en el grupo de Salamanca, unos están en el Hospital Pemex, ahorita estamos subiendo las fotos de en qué lugar están tomándose los compañeros de danzón”.

La maestra e incluso representante de México en otros países como bailarina de danzón, mencionó que  a excepción de Irapuato, donde esperan retomar actividades la próxima semana, en  Salamanca aún no se ha dado luz verde para volver a las clases, lo que nuevamente gestionaría con las autoridades ahora que se aplicaron  las primeras vacunas a los adultos mayores.

Ana María y Juan Antonio señalaron  que cumplir con las medidas y protocolos les ayudó a no contagiarse de coronavirus.

Los dos compañeros de baile llegaron a las seis de la mañana de este viernes, a la deportiva Sur ‘Luis H. Ducoing’, lugar que abandonaron cerca de las dos de la tarde.

Olvidaron desayunar y comer, pero una espera de más de siete horas no les perturbó su felicidad.

“Salimos muy felices y contentos”, dijo Ana Maria de la colonia Ampliación Bellavista, después de recibir la vacuna y no presentar efectos secundarios.

Mientras,  Juan Antonio, quien lleva ocho años bailando danzón,acompañado también de su esposa, Rosa Maria Mosqueda, estaba emocionado y expresó:

“¡Ya queremos bailar, volver a nuestras actividades de nuestra tercera edad, que es la más bonita y que estamos pasando y tener una actividad que desarrollar!”.

Los dos beneficiarios de la vacuna antiCOVID están conscientes de que deberán continuar con los protocolos para evitar contagiarse y a ambos se les entregó una hoja en la que se menciona que dentro de aproximadamente 40 días recibirán su segunda dosis.

Por su parte el profesor de danzón, Monzón Celaya el baile para la gente mayor es como un ejercicio que mantiene activos a los adultos mayores e incluso sirve como una terapia, que les permite crear y desarrollar nuevos pasos para las presentaciones que llegan a realizar los domingos en el jardín e incluso en teatros.

“Muchas gracias al gobierno y la gente que está cooperando para que esto termine y nos puedan dar esa libertad para seguir con esta bonita actividad que es bailar danzón”.

Más noticias

Comentarios

spot_img