- Publicidad -
jueves, junio 13, 2024

Persiste impunidad tras 12 años de la desaparición de 24 migrantes guanajuatenses

Guanajuato. Al cumplirse 12 años de impunidad sobre la desaparición de 24 migrantes guanajuatenses en Tamaulipas, la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJED) reactivó desde marzo la campaña #YoNoQueríaSerBuscadora, en la que presenta los testimonios de los familiares de las víctimas.

En su mayoría integrantes del colectivo Justicia y Esperanza con origen en el municipio de San Luis Potosí, su lucha actualmente incluye denuncias ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la omisión de búsqueda que el Estado mexicano mantiene hasta la fecha, sin acreditar el paradero de sus migrantes desaparecidos.

Foto: Especiales

“Pedimos al presidente López Obrador, girar las órdenes necesarias para que esta larga búsqueda llegue a su fin y podamos finalmente encontrar a nuestros seres queridos”, agregaron en una postura publicada con motivo del aniversario de este caso de desaparición masiva.

Desde el 14 de marzo, las redes sociales de la FJED muestran en un breve clip o imagen estática, las palabras de las buscadoras que mantienen una búsqueda que debería ser una obligación cubierta por el Estado.

“Hace 12 años, Ana Karen perdió a su tío y a su primo; ellos salieron hacia EUA para buscar una vida mejor, pero fueron desaparecidos (…) Dolores busca a su hijo José desde hace 12 años. Es un calvario que nunca pensó que tendría que enfrentar.

“Lídia lo dice: #YoNoQueríaSerBuscadora, pero el dolor de una madre por su hijo desaparecido se vive día con día, sobre todo, cuando las autoridades no hacen nada para buscarles”, son algunos de los casos expuestos en esta campaña de difusión.

Doce años sin respuestas

El 21 de marzo de 2011, 25 hombres, la mayoría originarios de San Luis de la Paz, Guanajuato, salieron con objetivo de llegar a los Estados Unidos, en busca de una vida mejo, pero nunca llegaron a su destino. 

A finales de ese mismo 2011, el cuerpo de uno de ellos fue identificado, como parte de los 196 restos encontrados en las 48 Fosas Clandestinas halladas en San Fernando, Tamaulipas. Sin embargo, del resto del grupo, nada. Desde entonces, ninguna autoridad ha sido capaz de encontrarles, ni de esclarecer los hechos.

Foto: Especial

“Desde hace 12 años caminamos por las carreteras, subimos montes, escarbamos en la tierra que un día nos dio de comer, buscando a 24 familiares desaparecidos. Pero de todo, lo más desgastante ha sido lidiar con la indolencia e ineficacia de las autoridades de investigación y búsqueda”.

Este año, el colectivo Justicia y Esperanza acudió a Palacio Nacional, para pedir la intervención del presidente, Andrés Manuel López Obrador. 

“También ingresamos una queja ante la CNDH por las violaciones a derechos humanos que nosotras/os y nuestros familiares desaparecidos sufrimos, al no ser buscados, a no poder acceder a la verdad, justicia y reparación, pese a la multitud de leyes, programas y protocolos, nacionales e internacionales, vigentes en nuestro país”.

Pidieron a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato, que se articulen y colaboren con las comisiones de búsqueda, como lo establece el marco legal, en pro de los derechos de víctimas y familiares.

“A la CNDH, le pedimos que se pronuncie sobre el caso y sobre las violaciones a derechos humanos que tantas familias mexicanas y no mexicanas de personas migrantes desaparecidas sufrimos, debido a la falta de mecanismos y políticas públicas adecuadas y eficientes para prevenir, atender, investigar, sancionar y reparar efectivamente, la desaparición de personas”, señalaron.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO