- Publicidad -
lunes, mayo 17, 2021

Pese a crisis hídrica Simapag descarta tandeos en la capital, sobreexplotaría pozos

Guanajuato, Gto. A pesar de la crisis hídrica que se vive en la capital por la falta de agua en las presas que abastecen la ciudad, el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Simapag) tiene descartado implementar los famosos “tandeos” en la ciudad, y la apuesta es a la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

El director del organismo operador, Mario Ortega, informó que debido a los bajos niveles que registran las presas, desde febrero se dejó de extraer el líquido y desde entonces se ha abastecido a las familias capitalinas con la batería de Pozos que se tiene en Puentecillas.

En entrevista, expuso que los “tandeos” que en otras épocas se han implementado por la falta de líquido vital, no son una opción en este momento, pues a su decir, la gente gasta más agua.

“No es conveniente hablar de tandeos, tenemos comprobado en el organismo operador que al momento en que se empieza operar de esa manera hay un mayor gasto, a qué se debe, a que como el agua es una de las necesidades básicas, la mayoría empezamos a acaparar más agua, y los sectores al momento en que los vaciamos el tiempo de recuperación es mayor, lo que nos complicaría más la operación”.

De acuerdo con datos proporcionados el Simapag, la Presa de la Soledad se encuentra al 7.5 de su capacidad, la de la Esperanza al 16.53 por ciento y la de Mata al 34.46 por ciento.

Mario Ortega indicó que ante los niveles, se optó por extraer el agua de la batería de Pozos hasta los filtros para abastecer a Guanajuato capital, aunque eso representa una sobreexplotación y un mayor gasto de operación.

“Cada vez son más profundos nuestros pozos y la extracción de agua es más costosa, pero creo que en base a la buena cultura que se tiene en la ciudadanía y haciendo un uso eficiente y racional podemos esperar una buena temporada de captación y regresar al esquema normal”.

Refirió que la extracción del líquido vital de los pozos este año representará un gasto estimado entre cinco y seis millones de pesos, adicionales a los 27 millones de pesos que se gastan anualmente.

Recordó que a finales del 2020 y principios de este año se hizo una inversión de alrededor de 10 millones de pesos para la renovación de la infraestructura y equipamiento de los pozos, como la rehabilitación de la principal línea de conducción.

El director del Simapag, también admitió que de no registrar una buena temporada de lluvias existe la posibilidad de que el gasto económico sea mayor, y dependerá también de los horarios de trabajo de los pozos, “ahorita trabajamos algunos pozos entre 18 a 20 horas, lo que implica un consumo energético importante”.

Finalmente, comentó que, al no tener considerados cortes al servicio de agua potable, es importante y necesario que la ciudadanía haga un uso eficiente del líquido y más en esta temporada que usualmente la gente aprovecha para llenar albercas y refrescarse.

“Tenemos que ser más conscientes porque no tenemos certeza de cuándo llegue la temporada de lluvias”.

Más noticias

Comentarios

spot_img