- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

Plan de trabajo claro, exigen colectivos a la FGE tras hallazgo de fosas en Celaya

Guanajuato. Los colectivos de familias de personas desaparecidas acompañarán una semana de trabajos de limpieza en los terrenos de la localidad El Sauz Villaseñor de Celaya, que dispusieron los elementos de la nueva Unidad de Identificación de Personas Fallecidas (UIPF), un área recién creada por la Fiscalía General del Estado (FGE).

El problema para las familias, es que esa metodología ha provocado la demora en el rescate de cuerpos en el campo agreste, donde la semana pasada fueron detectadas once fosas y se rescataron 19 cuerpos. Por ello exigieron que esta nueva instancia les presente su plan de trabajo completo, para darle seguimiento.

“Se supone que es una nueva unidad que la Fiscalía no nos había avisado de su existencia. El día viernes pasado se presentó con nosotros el antropólogo Damián y dice que ya había trabajado en la Fiscalía en otro campo, y ahora será el encargado de hacer las exhumaciones en fosas”, explicó Bibiana Mendoza del colectivo Hasta Encontrarte. 

De acuerdo con la buscadora, los elementos les puntualizan que sólo intervendrán cuando los casos sean especiales o con personas desmembradas o en osamentas, pero no las van a trabajar cuando las personas se encuentren completas.

“Lo que nos llamó mucho la atención es la falta de empatía por parte de las autoridades encargadas o responsables y al no avisar a las víctimas con anticipación, decir qué plan de trabajo tienen para las fosas clandestinas en el estado de Guanajuato”.

Resaltó que esta nueva unidad no cuenta con la información que las familias requieren como cuántas personas hay sin identificar, en qué condiciones están, dónde las tienen, cómo las resguardan y cuántas personas han sido devueltas a sus familias. 

Expuso que es indispensable la comunicación, pues desde hace varios meses le ha solicitado a la FGE una mesa de identificación forense, precisamente por la desinformación que priva para las víctimas.

“Es increíble que lleguemos a una fosa que fue identificada por las víctimas y que ahí nos demos cuenta que la Fiscalía ya tiene esta unidad y que no sepamos cuál es su función y la autoridad que va a tener. Si la autoridad va hacer algo por los desaparecidos, lo primero que tienen que hacer es presentar los proyectos a las familias”.

Comentó que no saben porqué la UIPF no participó desde el principio en la fosa ubicada en El Sauz en Celaya, si esta ya cuenta con antropólogos.

Por su parte, Norma Patricia Barrón, vocera del colectivo `Una luz en mi camino´, consideró que los nuevos procedimientos de la Fiscalía han retardado la exploración y rescate de los cuerpos, en este sitio de aproximadamente una hectárea de extensión, que guardaba cuerpos de más de tres años de antigüedad.

“Pareciera que no hay donde resguardar tantos cuerpos en algún lugar seguro del Servicio Médico Forense. No entendemos esa situación, entendemos que se requiera justicia y que se requiera el peritaje, pero está muy lento. Todavía será una semana de pura limpieza”.

La buscadora indicó que la metodología impuesta por la Fiscalía, implica que antes de seguir con las brigadas, durante esta semana se dedique a la limpieza del terreno de alrededor de una hectárea de extensión, en las inmediaciones de un palenque y unas canchas deportivas abandonadas.

Para Norma, al menos quedó claro que no pueden quitarles el derecho a buscar a sus familiares desaparecidos, por lo que estarán reservados mínimo dos lugares por colectivo, durante los siguientes cinco días.

Más noticias

Comentarios

spot_img