- Publicidad -
sábado, enero 22, 2022

Por tauromaquia en la Feria, diputado pevemista acusa hipocresía de alcaldesa

Guanajuato, Gto. Gerardo Fernández González, coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, calificó de hipócrita al gobierno de Alejandra Gutiérrez Campos, al permitir las corridas de toros durante la feria de León, pese a que uno de los ejes de su administración es la protección animal.

Lo anterior lo declaró luego de presentar una iniciativa de reforma a la Ley para la Protección Animal ante la Diputación Permanente, a fin de prohibir en Guanajuato las corridas de toros.

Foto: archivo.

Señaló que la iniciativa incluye la prohibición de cualquier evento donde se torture y dé muerte a especímenes bovinos, esto ya que en Guanajuato, son más las personas que se han pronunciado en contra de las corridas de toros.

Ya en entrevista, Gerardo Fernández calificó al Gobierno Municipal de León de hipócrita, pues mientras se implementan políticas para erradicar el maltrato animal, se permite la celebración de corridas de toros durante la Feria Estatal de León.

“Es otra de las muestras de hipocresía del gobierno de León, del Municipio de León, la verdad es que es muy fácil el discurso cuando no se sigue con la política pública y en este caso es evidente que para Alejandra Gutiérrez es muy fácil subir fotos rescatando perritos, pero tiene descuidado completamente otras áreas importantes y en un evento que evidentemente su finalidad y la función es el maltrato, la tortura y la muerte de un animal”.

Gerardo Fernández González, diputado local por el PVEM. Foto: Patricio Serna.

Fernández González, mencionó que a diferencia de las corridas de toros, las charreadas, rodeos y jaripeos no quedarían prohibidos, pues aunque se incomoda a los animales con algunas suertes, no se tortura y se priva de la vida al animal.

Señaló que a nivel mundial un ejemplo a seguir es el de Portugal, donde las corridas han cobrado auge, pues las faenas se llevan a cabo sin el uso de rejones, estoques, banderillas, puntillas o rejones que dañen al toro.

Salvo Portugal, consideró que la “fiesta brava” va en decadencia en el resto del mundo, aunque persisten debido a que algunos grupos de poder destinan recursos para mantener activas las corridas.

“En el resto del mundo es una fiesta que está no solamente en decadencia, sino francamente en extinción, hoy es mantenida por grupos de interés y de poder que no tienen inconveniente en seguir gastando dinero, porque son personas con mucha capacidad adquisitiva, pero la fiesta, esta mal llamada fiesta brava realmente no es un negocio”.

Finalmente, el diputado precisó que Guerrero, Coahuila y Sonora, son las únicas entidades donde la tauromaquia está prohibida, pero en próximas semanas pese a tener uno de los bastiones de la “fiesta brava” a nivel mundial, la Plaza México, la Ciudad de México podría sumarse a este listado, en el cual espera pronto se incluya a Guanajuato.



Más noticias

Comentarios

spot_img