- Publicidad -
lunes, noviembre 28, 2022

SSPPC da licencia sin goce de sueldo a policía que fue herida por su compañero

León, Gto. La noche del domingo 14 de noviembre del 2021, la oficial de la Policía Municipal, María Guadalupe “N”, resultó lesionada a balazos en ambas piernas luego de que a su compañero de la corporación, por accidente, se le escaparan dos tiros de su arma larga cuando se encontraban atendiendo un reporte ciudadano.

La oficial de 38 años de edad, contó durante entrevista para Zona Franca, que brindó 5 años de su vida a la corporación y que, después de varios meses de haber sufrido la incapacidad, personal de la Secretaría de Seguridad, Prevención y Protección Ciudadana (SSPPC), notificó el pasado viernes 30 de septiembre que tendría que firmar a una licencia en la que por un año estaría sin goce de sueldo.

Fotos: Cortesía

“Me corrieron estando en punto de mi trabajo, llega el comandante que es jefe de la delegación y me dice que no puedo estar en el inmueble, que me tengo que retirar. Yo al preguntar el motivo me dice que son órdenes de la dirección operativa y le dije que si me estaba corriendo y me respondió que él solo estaba siguiendo indicaciones”, contó la oficial.

María aseguró que le reclamó al comandante sobre cómo se iba a retirar de su trabajo, si está de manera presencial y laborando en las instalaciones de CEPOL ubicadas en la colonia Camelinas. 

“Nunca me dieron un documento, ni me dijeron el motivo real y yo estoy en calidad de discapacidad, acabo de regresar hace dos meses a laborar y estuve dos meses laborando y nunca me habían dicho nada y no entiendo por qué hasta ahora ni cuál haya sido el motivo”, dijo Mary. 

Recordó que a las 20:25 horas de aquel 14 de noviembre recibieron un reporte sobre un robo a un comercio ubicado sobre las calles Real de Tamaulipas casi esquina con el bulevar Atotonilco en la colonia Fracciones de San Juan Bautista. 

Policía de León lesiona a su compañera al escaparsele un disparo

“Un compañero me lesionó con su arma larga, me dispara en las piernas y me deja lesionada, por eso no entiendo el motivo que me hayan corrido de esa manera porque no me dieron ningún documento escrito y no firmé nada”, contó la denunciante.

Señaló que días antes le solicitaron vía oficio que se presentara en la delegación poniente para convencerla de que ella se fuera sin goce de sueldo por un año, pero al explicar al contador Saul “N”, que era ilógico pues es madre soltera de 3 hijos y ella es el pilar económico en su hogar, optó por continuar laborando como lo hacía desde que se reincorporó. 

“Estoy lesionada al grado que no me puedo mover, ando en una silla de ruedas y me muevo de un lado a otro con muletas, entonces cómo pretenden que yo me vaya a descansar un año sin goce de sueldo y yo qué voy a hacer, quién me va mantener a mis hijos, mis cuentas y mis gastos”, explicó. 

Agregó que durante los dos meses que estuvo laborando luego de sus lesiones, demostró que puede hacer perfectamente el trabajo de una caseta de punto de vista, pues nada más es estar dando el acceso y proporcionando información a la ciudadanía.

“He sacado muy bien mi trabajo, tengo mis bitácoras y todo. Me dijeron que ese era mi problema y que yo tenía qué ver cómo le hacía y que me tenía que retirar, y así sin más ni menos me sacaron del edificio”, relató MarÍa Guadalupe. 

Detalló que la noche que sufrió las lesiones, ella acudió al reporte del robo a la tienda de conveniencia porque presuntamente el responsable era una mujer armada y por tanto a ellas les toca intervenir cuando así pasan los reportes donde son del mismo género. 

“Mi compañero que es el que va conduciendo se queda hablando con el comandante vía radio, yo me subo a la unidad para redactar la bitácora y cuando hacía eso el compañero da la vuelta a la patrulla, va abrir la puerta pero antes de eso cicló su arma y cuando la va incorporar en medio de los asientos me dispara en las piernas”, dijo Mary.

Contó que tuvo dos lesiones en ambas piernas, pero la derecha fue la que tuvo más daños porque el proyectil del arma larga se la destruyó y aparte le provocó falla renal en ambos riñones porque la pólvora se le filtró en su cuerpo. 

Sin saber qué hacer.

Ante esta situación, Mary aseguró que ya no hallaba qué más hacer porque a su compañero Benjamín “N”, no le hicieron ningún correctivo disciplinario, “no se desarmó, sigue trabajando, es encargado de unidad y no hubo ningún tipo de correctivo y yo siento que ahí está pasando una negligencia laboral impresionante”.

Señaló que el caso no pasó a mayores porque todo fue entre elementos, situación contraria a la vivida si hubiera sido con un ciudadano.

“Poquito más que suba la culata del arma y me dispara en el tórax o en la cabeza y no lo estaría contando”, expresó María.

Ante esta situación, dijo que la sacaron a empujones de la delegación como si fuera una delincuente, cuando durante tanto tiempo les sirvió en la corporación y ahora que se ve lesionada, la quieren sacar porque ya no les sirve. 

“Me quieren hacer firmar una licencia sin goce de sueldo por un año y yo me negué; irme a descansar un año a mi casa para mí es algo imposible, yo no me puedo dar ese lujo, de qué voy a vivir, además quién me va contratar siendo expolicía y lesionada”, dijo.

Señaló que hasta el momento, la SSPPC ha manejado el caso con mucho hermetismo  y que no se ha emitido una postura al respecto.

Más noticias

Comentarios

spot_img