- Publicidad -
lunes, noviembre 28, 2022

Reconocen violencia vicaria en Guanajuato pero falta sancionarla

Guanajuato, Gto. Aunque en la Ley ya se reconoció la violencia vicaria, para víctimas de este tipo de agresiones, aún falta establecer sanciones para los agresores en el Código Penal, manifestaron víctimas de estas conductas.

En la sesión de Pleno de este jueves, se aprobó el reconocimiento de la violencia vicaria en la Ley de Acceso a las Mujeres a una vida libre de violencia, propuesta impulsada por el PAN, la Bancada Feminista y Morena.

Foto: Especial

La violencia vicaria, es toda aquella acción en la que un padre utiliza a los hijos con el fin de dañar a la madre, actitudes que van desde el separarlos de su progenitora e incluso privarlos de la vida.

El dictamen en mención, fue aprobado con una modificación, para que se establezca en el Código Civil que la violencia vicaria sea causal de suspensión de patria potestad.

Previo a la votación, la diputada panista, Katya Soto Escamilla, manifestó que con esto se pone un freno a esta manifestación de violencia de género y protege además a las niñas, niños y adolescentes.

La diputada Yulma Rocha, del PRI, celebró que se reconozca la violencia vicaria, sin embargo, aún queda pendiente el legislar por incluir sanciones en el Código Penal.

También apuntó que el pacto patriarcal en Guanajuato, todavía representa un riesgo a las mujeres, por lo que falta trabajo para erradicar la violencia de género de la entidad.

“Mientras siga habiendo mujeres violentadas, golpeadas, desaparecidas, abusadas, violadas y asesinadas, que sigan las consignas, que sigan las pintas, que sigan las marchas, no hay monumento, vidrio u objeto que valga más que la vida de una mujer”.

La diputada del Partido Verde Ecologista de México, Martha Ortega Roque y la morenista Martha Moreno Valencia, coincidieron en que la violencia vicaria es una de las más crueles debido a la modalidad en que operan los agresores y que afectan principalmente a las hijas e hijos.

Melanie Murillo Chávez, del PAN, lamentó que las iniciativas aprobadas por el Pleno, se hayan conformado a partir de las mujeres que han sido víctimas de estas agresiones.

Dessiré Ángel Rocha, de Movimiento Ciudadano, apuntó que combatir la violencia vicaria se convirtió en un tema de estado, pues en tan solo cinco meses y con voluntad de los involucrados, se pudieron obtener los dictámenes a favor.

“Es y era una demanda urgente de las mujeres, así lo entendimos todas las personas iniciantes que pertenecemos a diferentes grupos y representaciones parlamentarias, la participación amplia y plural de las mujeres pertenecientes al Frente Nacional contra la Violencia Vicaria, fueron clave”.

Falta el reconocimiento en el Código Penal

Previo a que se reconociera la violencia vicaria en Pleno, víctimas de este tipo de agresiones, ofrecieron una rueda de prensa donde compartieron algunas de sus experiencias.

María Isabel Ortega, integrante del Frente Nacional contra la violencia vicaria, comentó que desde hace ocho años, fue separada de sus hijos, y su ex esposo, quien es funcionario municipal de Comonfort, de quien no dio detalles para no entorpecer el proceso, ha hecho uso de su poder para poder generarle daño con total impunidad.

Indicó que con sus influencias logró sobornar a un psicólogo para que dictara que se encontraba en un mal estado emocional, e incluso ha logrado mantener bajo medicamentos controlados a una de sus hijas, lo cual le ha generado impulsos suicidas.

El Frente Nacional Contra la Violencia Vicaria habló sobre sus experiencias
Foto: Patricio Serna

Agregó que denunció al padre por tocamientos en contra de sus hijos, pero en el Ministerio Público las declaraciones fueron desacreditadas con el argumento de que “no lo hacía con mala intención”.

“Para una madre, pues le dan a una en el corazón, porque al quitarle sus hijos le quitan todo prácticamente, no dan ganas de continuar, igual, pues los hijos son quienes nos dan esta fuerza de seguir adelante, yo por este medio también, si llegan a verlo mis hijos, quiero decirles también que los amo, y que nunca he dejado ni dejaré de luchar por ellos hasta que nuevamente estén conmigo porque obviamente mis hijos nunca quisieron estar con él”, manifestó.

Isabel Ortega coincidió en la necesidad de que para combatir la violencia vicaria y el daño que genera, se incluyan sanciones a los hombres que la ejercen en el Código Penal.

De igual forma, señalaron cómo es que los padres, quienes regularmente se encuentran en los grupos de poder, utilizan sus influencias para retrasar divorcios y amañar procedimientos legales.

Paola Camacho mencionó que derivado de la violencia vicaria, ha intentado suicidarse ante el daño que ha sufrido, por lo que consideró que se incluyan en el Código Penal las herramientas para sancionar a los agresores.

“Es sumamente importante que reconozcan también este proceso dentro del Código Penal, porque de esta manera nos protegen, y protegen a nuestros hijos, que es lo más sagrado para nosotros y sobre lo cual esta violencia cuesta, sigue creciendo”.

Cabe recordar que la bancada feminista propuso incluir las sanciones en el Código Penal, sin embargo, la mayoría panista en comisiones votó en contra de la propuesta.

​​

 

Más noticias

Comentarios

spot_img