- Publicidad -
miércoles, abril 14, 2021

Sacerdotes que no acaten recomendaciones sanitarias serán sancionados: Ricardo Ortiz

Irapuato, Gto. El alcalde, Ricardo Ortiz Gutiérrez consideró que debe haber  diferencias en el trato que se le debe dar a una iglesia, y un negocio o gimnasio, aunque ambos recurran a omisiones y se involucren en situaciones que permiten la aglomeración de personas, pero también aseguró no descarta la posibilidad de sancionar a los sacerdotes que no acatan las disposiciones y celebran misas, pese a que los servicios religiosos se suspendieron a causa de la contingencia por COVID- 19 desde finales de marzo.

“Por supuesto que hemos analizado todo tipo de posibilidades, sin embargo, todo mundo entenderemos que es diferente un lugar de culto a un gimnasio, por lo tanto, en razón de ello, digamos tenemos protocolos diferentes, yo no descartó que si hay (…) permanente en este tema, pudiéramos llegar a esa clausura”.

Esto, durante una videoconferencia que se llevo a cabo con medios locales, donde las respuestas del munícipe fueron poco claras, pues justo cuando se concedió tiempo a los reporteros para preguntar, trascendieron ‘fallas en la señal de internet’, según argumentó el titular de Comunicación Social, Sergio Contreras.

Momentos antes, de cuestionarle al alcalde, por qué no se aplicaban multas o sanciones a los párrocos, tal y como se ha hecho con negocios y gimnasios, Ricardo Ortiz Gutiérrez había confirmado, que se detectó en la colonia Esfuerzo Obrero, un templo, cuyo cura de manera abierta sigue oficiando misas, lo que incluso asumió como un reto a la autoridad.

“Sabemos de los templos, incluso, ya abiertamente nos hablan del sacerdote de la Esfuerzo Obrero que, de manera abierta, esta, pues prácticamente casi retando a la autoridad”.

Para lo anterior, tal y como lo ha hecho en casos registrados con anterioridad, el alcalde dijo que se aplicó el mismo protocolo, que consiste en recurrir al obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz, para que atienda esta situación, pues argumentó,  no quiere caer en injusticias o llegar a situaciones violentas.

“Queremos llevar la fiesta en paz”.

No obstante, al referirse a las 25 unidades económicas (negocios) dijo actuarían de haber desacato.

Finalmente, se pronunció por hacer un llamado a la solidaridad y responsabilidad para que se entienda, que actualmente se enfrenta una de las partes más peligrosas de la pandemia, antes de apostarle a las clausuras.

“Si un cura o un dueño de un gimnasio o un salón o hace una fiesta en su casa, de ahí de puede dar una serie de situaciones; hay que apostarle a la conciencia y entender que esto no es un juego”.

Cabe destacar que el pasado 5 de mayo, el alcalde, Ricardo Ortiz ventiló que los algunos párrocos se brincaron las disposiciones y no suspendieron los servicios religiosos, pues mientras el sacerdote de la comunidad Tomelópez, celebraba misas e ingresaba a las personas por la parte trasera del templo; el clérigo de la iglesia de la colonia Lázaro Cárdenas había hecho una serie de bautizos comunitarios.

En estos casos, el munícipe había comentado solicitó la intervención del obispo, quién de último momento también habría sido integrado al Consejo de Reactivación Económica.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img