- Publicidad -
sábado, abril 17, 2021

Crematorios se encienden ante muertes durante pandemia

León, Gto. Los gerentes funerarios y los fabricantes de ataúdes y urnas para cenizas, ven una tendencia a la alza en la cremación de los cadáveres en lugar de su entierro en un panteón.

Embalsamadores y fabricantes de ataúdes, explicaron que por la contingencia del coronavirus, los protocolos para las ceremonias funerarias en los panteones cambiaron al grado que los entierros con mariachi, amigos y familia, se redujeron a puerta cerrada y a un máximo de 20 asistentes en el panteón.

Foto: Jorge Hernández

Tomás Arroyo, embalsamador de cadáveres desde hace más de 47 años y propietario de la Funeraria La Luz, en el Barrio del Coecillo, dijo que independientemente de las medidas sanitarias que se deben aumentar, los agentes funerarios deben romper el luto de los familiares de fallecidos al evitar que los cuerpos se velen, con el fin de reducir al mínimo los contagios.

“Por la temporada he tenido que convencer a la gente que opte por la cremación pero no es fácil porque no entienden el problema, es un riesgo muy peligroso, es donde mejor prefieren la cremación”, dijo el embalsamador.

Contó que desde hace 10 o 15 años, antes solamente la gente con un estatus económico alto solicitaba cremaciones, mientras que hoy en día las ofertas y facilidades de las funerarias, hacen que hasta las personas de bajos niveles económicas puedan ser incineradas.

Para el embalsamador una sorpresa que tiene al frente de su trabajo es recibir ciudadanos que piden ser incinerados cuando mueran y dejan todo ya pagado, a pesar de llegar por su propio pie y con buena salud a la funeraria.

Los agentes funerarios de un taller de ataúdes y urnas de cremación, ubicados en los locales frente al Panteón de San Nicolás, contaron que antes de la cuarentena, regularmente los familiares de fallecidos optaban por ataúdes, aunque los últimas semanas han incrementado su producción de urnas para las cenizas debido a las restricciones sanitarias.

El gerente de Funerales y Capillas Hidalgo, Raúl López, contó que junto con sus trabajadores ya han atendido decesos de personas que murieron por complicaciones similares a las que afecta el virus del COVID-19.

“Sí hay más defunciones ahorita que antes… ahorita la mayoría son cremaciones, la familia tiene miedo cuando sabe que salió positivo a coronavirus y también ellos temen contagiar y pues la indicación que tenemos de la Secretaría de Salud de Guanajuato, es que se corte el contagio y sea más rápido la cremación”.

Foto: Jorge Hernández

Raúl aseguró que las dependencias como registro civil les han dado todas las facilidades para que las cremaciones sean directas y que en esta cuarentena para evitar sobrecostos al cliente están utilizando ataúdes de cartón en el crematorio.

“La mayoría de los cuerpos se creman los que son firmados o positivos de COVID. Hay muchas otras enfermedades que se han ido relacionando y aunque hayan sido negativas se les da un tratamiento casi igual… la toman como tal porque no alcanza a llegar la prueba o porque el familiar tenía una patología que no se pudo comprobar y deben optar por la cremación”, dijo Raúl.

Explicó que la baja de defunciones en general ha sido aceptada de buena gana por los familiares de los fallecidos y que en ninguno de los casos se ha forzado a la cremación en un momento tan doloroso como el pasar por una muerte de un ser cercano.

El proceso de cremación depende de la complexión y estatura del fallecido, en promedio dura 4 horas y tiene más beneficios sobre la economía que un sepelio ya que a corto plazo el proceso es rápido y a largo plazo no hay gasto.

“Lo que la tierra tarda 5 años en acabar el fuego lo acaba en 4 horas, te vas a ahorrar gastos posteriores de exhumación como comprar un nicho o gaveta para los restos dentro de 5 años”.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img