- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

Cubrebocas, distancia y ventilación; tres medidas que no pueden faltar en la Feria de Verano

León, Gto. Ante la proyección de una Feria de Verano, el infectólogo Juan Luis Mosqueda Gómez, recalcó que la base de toda actividad autorizada en el marco de la pandemia de COVID-19, se deben tomar en cuenta tres pilares fundamentales: cubrebocas, sana distancia y ventilación.

Así lo sentenció al ser consultado sobre la decisión de abrir el estadio León al público con el 30 por ciento de su capacidad, así como la planificación del evento que sustituirá este año la festividad de la ciudad de León.

Foto: Especial.

“No es el hecho en sí, el punto es todo lo que se pueda hacer cuidando los tres pilares que tenemos como el cubrebocas, distancia y ventilación. Son potencialmente seguras todas las actividades que se hagan manejando estos tres factores, sino van a causar problemas”, puntualizó.

Como ejemplo, explicó que al abrir restaurantes no es lo mismo que esté al aire libre totalmente abierto, que uno pequeño cerrado y no ventilado, además de la capacidad que tengas de distancia.

“Yo creo que para todo lo que se decida en cuestiones económicas o laborales o incluso educativas, lo que se tiene que valorar que esas tres medidas se puedan hacer. Si es así, seguramente serán actividades seguras”.

Juan Luis Mosqueda, infectólogo

Recomendó el uso de medidores de dióxido de carbono, pues se trata de un instrumento que hace más objetiva la medida de ventilación en un lugar cerrado.

“Son muy buenos; para todo el mundo es muy claro el uso de cubrebocas, también
la distancia con uno o hasta dos metros. Son cosas palpables. El de la ventilación se ha quedado como subjetivo, pero la mejor manera de validar esto es tener medidores de dióxido de carbono en interiores”, explicó.

Dijo que en restaurantes, negocios o en su momento en las aulas escolares y oficinas, en los interiores debe haber medidores, para tener un parámetro real para saber si están o no, bien ventilados para que no sea subjetivo.

“Alguien pensará que a lo mejor una oficina chiquita está poniendo un ventilador, ya está seguro; la única medida subjetiva es colocar el medidor de dióxido de carbono”.

Cabe recordar que el uso de medidores de dióxido de carbono se ha estandarizado en un ambiente adecuado hasta en 700 partes por millón, por lo que se recomienda mantener el ambiente por debajo de 500, para no saturar los espacios cerrados y con ello provocar eventos de contagio.

Más noticias

Comentarios

spot_img