- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Desgaste del personal de salud hace crisis, mientras se relajan medidas contra el COVID-19, lamenta infectólogo

León, Gto. Más de nueve meses de la pandemia, el personal médico ha trabajado jornadas dobles, ha sufrido estrés y hasta insomnio, para atender a los pacientes que tienen COVID-19.

To el personal de salud, incluyendo a aquellas personas que trabajan en la limpieza de hospitales han sido de los más contagiados por el virus. Muchos de ellos haciendo frente a su trabajo.

“El personal de salud ya está desgastado de estar todo el tiempo, de usar equipo de protección, y que es molesto e incómodo, pues deja lesiones en la cara y no debería de ser así”. Foto: especial

En lo que va de la pandemia se han contagiado más de mil 200 personas de distintas instituciones médicas en Guanajuato y 71 han perdido la vida.

Para el infectólogo y director del Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, Juan Luis Mosqueda, falta empatía de la sociedad y conciencia para seguir las medidas sanitarias.

“El personal de salud ya está desgastado de estar todo el tiempo, de usar equipo de protección, y que es molesto e incómodo, pues deja lesiones en la cara y no debería de ser así. Hay muy poca empatía con lo que hace el personal de salud, porque la propia población no se cuida. Y las consecuencias se ven en el personal de salud que está laborando al tener esta situación”.

“Hay muy poca empatía con lo que hace el personal de salud, porque la propia población no se cuida”. Foto: especial

Juan Luis Mosqueda expuso que en diciembre y su temporada de invierno es preocupante porque además de COVID-19, se junta influenza, así como otras enfermedades respiratorias, por otro lado, el lado bueno es que seguir las medidas ayuda con todas las enfermedades respiratorias.

“Sí fuéramos capaces de seguir estas precauciones, no sólo prevendriamos COVID-19, sino muchas enfermedades que se transmiten igual. Y entonces la tenemos fácil sí nos vamos por esa línea”.

El infectólogo recordó que con el cambio de semáforo a amarillo se observó una acumulación de casos y con ello la movilidad, y se olvidaron las medidas sanitarias.

“Más allá del aumento de los casos por COVID-19, hay un incremento en las hospitalizaciones y las defunciones, entonces el punto no es si se cambia o no el semáforo, el punto es retomar las medidas sanitarias”.

Puntualizó que lugares con alto riesgo son los bares, antros, son el concepto de un lugar cerrado y concurrido, y con los festejos se pierde la sana distancia y son lugares de alto riesgo.

El infectólogo señaló que el número de hospitalizaciones es igual a las registradas en junio, por el número de defunciones, por lo que, expuso que se ve un ascenso y se podría rebasar lo que ya se había vivido.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img