- Publicidad -
martes, mayo 18, 2021

Funerarias de León promedian 13 servicios al día para defunciones por COVID-19

León, Gto. En julio registraron un incremento del 250 a 300 por ciento en las cremaciones de personas fallecidas por COVID-19, hasta llegar al promedio de trece por día. Así lo expuso Christian Ureña, presidente de la Asociación de Funerarios de León.

“El incremento ha sido de manera normal, en un inició fue de un 250 a 300 por ciento y fueron junio y julio los meses con mayor intensidad; en abril y mayo se iniciaron apenas los casos”.

Comentó que un día llegaron a cremar a 21 personas a finales de julio, “la primera semana estuvo tranquila con uno o dos cremaciones por COVID-19, sacando el promedio de julio es de 13 diarios”.

 

“Los servicios funerarios sí se incrementaron desde el mes de marzo, mayo, junio, y en julio habido un incremento importante en comparación con otros años y en otras épocas. Ahorita lo que llevamos, digamos que habido una fuerte necesidad del sector funerario y del sector salud para atender la pandemia.

Nos hemos encontrado con situaciones importantes que nos han impedido desarrollar correctamente nuestro trabajo y cumplir con ciertos protocolos de la Secretaría de Salud y de la Organización Mundial de Salud, lo cual en un inició nos marcaban que todos los cadáveres debían de haber sido cremados desde que salía el cuerpo de la institución médica hasta que se llevará directo al crematorio para llevar acabo este proceso”.

Expuso que posteriormente se indicó por parte de la Secretaría de Salud Federal, que sí se podían cremar los cuerpos, pero sólo cuatro horas y ya en el último momento, informaron que se podrían velar los cuerpos en ataúdes herméticos.

“Desde un inicio hubo confusión por parte de algunas instituciones médicas, y la sugerencia y nosotros como miembros de la asociación, pero ya teníamos protocolos desde enero y se le sugiere a la gente que los cuerpos sean cremados porque es la mejor opción y estamos frente a una pandemia en una situación desconocida”.

Refirió que se le ofrecen ataúdes herméticos para llevar a cabo estas velaciones, pero con estrictos protocolos y se hace bajo esas medidas porque no se conoce el virus post mortem.

“No existe un estudio a nivel mundial en el caso de transmisión en cadáveres y no podemos arriesgarnos para tener un cuerpo expuesto. En ataúd hermético está sellado, ahí no hay riesgo”.

Comentó que aún siguen batallando con las personas, pues a la fecha no creen en el virus y desafortunadamente hay funerarias que ofrecen servicios normales.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img