- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Infectólogo advierte sobre tratamientos inadecuados en la primera atención de la COVID-19

León, Gto. Dentro de la medicina actual, todavía se cometen errores graves a la hora de la primera atención a la sospecha de COVID-19. Fármacos inadecuados o fallidos son parte de las causa que podrían recrudecer los casos positivos que generalmente llegan en estado grave al especialista.

Así lo advirtió el infectólogo Alejandro Macías, quien expuso que los pacientes se juegan más el futuro de su enfermedad en el manejo temprano, con el médico de primer nivel de atención, pues cuando el paciente llega tardíamente a los hospitales.

Es por ello que argumentó que la tendencia a la medicina que se conoce como la medicina basada en evidencias, tiende a decidir el tratamiento con la mejor evidencia disponible “y ahora tenemos más evidencias que en un principio”.

Alejando Macías Hernández, infectólogo

Aunque resaltó que con la COVID-19 todos los médicos han aprendido en el camino “y muchos han aprendido a hacer las cosas muy bien”, el manejo temprano es medular.

Recordó que en la COVID-19 se suele evolucionar muy bien en la gran mayoría de las personas, con algún dolor de garganta, pérdida del olfato, fiebre, algunos días dolor muscular, un poquito de falta de aire a veces desde un principio. Solamente es un 20 por ciento los que van a tener una evolución diferente.

“¿Qué hay que hacer cuando el paciente está en esa primera semana? (…) el virus se encuentra básicamente la primera semana los primeros 7 a 10 días del tratamiento y ese no es el momento para darle al paciente depresores de inmunidad; la gran mayoría de los pacientes necesitan nada más un analgésico tipo paracetamol o acetaminofén”.

“A veces la gente dice ‘es que a mí eso no me sirve’; es que a veces no lo estás usando adecuadamente. El paracetamol o acetaminofén, para que funcione en términos generales, hay que estarlo tomando cada 4 horas y así lo puedes tomar varios días y no hay problema. A sus dosis indicadas desde luego de acuerdo al peso a la condición del paciente”.

En cuanto a los antiinflamatorios, dijo que no es la indicación primordial porque algunos como el ibuprofeno o el naproxeno o la misma aspirina, pueden afectar la función de los riñones, en las personas jóvenes no hay mucho problema, pero en quien esté crónicamente enfermo o personas de edad avanzada, no son una buena indicación para empezar.

No obstante, recalcó que más que llenar al paciente de múltiples medicamentos, analgésicos, antiinflamatorios, anticoagulantes, o suministrar ivermectina, azitromicina o antibióticos, lo primero es checar la oxigenación de la sangre.

“Hay que ver que la oxigenación esté arriba del 90 por ciento (…) a veces no se da cuenta que le está bajando el oxígeno y si estás así tres cuatro o cinco días con oxígeno bajo, puede ser que al quinto día que llegas al hospital llegas ya muy mal. Por eso, más que medicamentos, lo que necesita el paciente tempranamente es la vigilancia del oxígeno”.

Consideró que actualmente se ha abusado en el uso de la ivermectina, sin embargo dijo entender que depende de la decisión del médico, pero lo que es francamente un error es el uso de antibióticos.

“Levofloxacina o quinolonas como ciprofloxacino se usan por desgracia muchísimo y esos son antibióticos que te pueden dar, desde una ruptura de tendones hasta una ruptura de la aorta”.

Alejandro Macías recordó que en el manejo de la pandemia, lo incierto en el tratamiento del coronavirus, obliga a intervenir en un primer momento con la evidencia disponible, que advierte la necesidad de un manejo prudente en el suministro de medicamentos.

Más noticias

Comentarios

spot_img