- Publicidad -
jueves, abril 15, 2021

Ocho de cada diez muertos por coronavirus no fueron intubados, señala El País

Guanajuato. El 76 por ciento de los pacientes que mueren a consecuencia del coronavirus en México no ingresaron a áreas de terapia intensiva ni fueron intubados; mientas que para la mitad de los fallecidos, tampoco tuvieron un diagnóstico de coronavirus previo.

Así lo señala El País, en una investigación realizada por Jorge Galindo y Luis Pablo Beauregard, en la que toman en cuenta las estadísticas que hace pública la Secretaría de Salud federal, recopilando lo reportado por los estados.

Foto: Reuters

El texto publicado en la versión web, el día de hoy, señala que en México es mucho más complicado conocer la realidad de las muertes por coronavirus porque faltan tomas de muestras y los resultados llegan a desfasarse con los fallecimientos, es decir, un paciente puede llegar atención médica, se le ordena la prueba y muere esperando la confirmación del resultado.

Además de que la capacidad que tienen los laboratorios para realizar las pruebas, desde la toma de la misma hasta el resultado, ya está siendo rebasada por el número de pacientes que tiene o podría tener coronavirus.

“Las muestras de secreciones de los pacientes —vivos o fallecidos— se envían al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre), al Hospital La Raza, o alguno de los 32 laboratorios estatales. Estos analizan el material en las máquinas de PCR, pero en el Estado de México, por ejemplo, con una población de más de 16 millones de habitantes, solo se pueden analizar 1.000 exámenes diarios”, ejemplifica El País.

El diario también señala que se ha dado un crecimiento en el número de pacientes en cuya acta de defunción aparece como causa de muerte “influenza”, pues en ella los médicos sospechan que pueda tratarse de un caso de coronavirus. Estos expedientes tendrían que ser revisados posteriormente por un grupo de epidemiólogos que confirmen si se trató o no de COVID-19, lo que podría llevar semanas e incluso meses.

Cuidados insuficientes

La investigación de El País señala que la gran mayoría de las muertes que sí están confirmadas como por coronavirus, se produjeron sin cuidados médicos intensivos.

“Los datos muestran que solo el 24% de los pacientes llega a estas salas. Más de 8.000 personas han muerto sin acceso a un respirador o sin ser intubados”, señala El País.

Una estadística presentada señala que 736 pacientes ingresaron a cuidados médicos el día de su fallecimiento pero no alcanzaron a ser conectados a un respirador, sólo 221 sí recibieron de este cuidado.

En 3 mil 344 casos de pacientes que no fueron intubados, el reporte médico con la confirmación del diagnóstico por coronavirus llegó después de la muerte.

Mientras que 4 mil 183 pacientes no intubados, lograron ingresar a un hospital antes de morir pero su resultado de confirmación también se otorgó hasta días después de su fallecimiento.

“El acceso de los pacientes a las terapias intensivas o a la intubación es más común entre aquellos que obtuvieron un diagnóstico positivo por coronavirus a tiempo. Algo más de 1.200 personas experimentaron una trayectoria que podría calificarse de ideal: presentaron síntomas, ingresaron al hospital, pero las complicaciones los llevaron a terapia intensiva, donde se produjo el fatídico desenlace”, se señala.

Al corte de este jueves por la noche, México ha reportado un total de 12 mil 545 muertes por coronavirus, además de acumular 105 mil 680 casos confirmados.

*Para leer la publicación originar, vaya AQUÍ

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img