- Publicidad -
sábado, julio 2, 2022

Se abandonan comunidades: Calderón. Él es el colmo del cinismo y la hipocresía: AMLO

Ciudad de México, 22 de junio (SinEmbargo).- Los altos índices de violencia en México provocados por la guerra contra las drogas –declarada a inicios de 2007–, ha sido parte del debate nacional durante los últimos pocos años. Y sube de tono dependiendo de hechos de alto impacto. Como ahora, con el asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en la Sierra Tarahumara de Chihuahua.

Javier Campos, “El Gallo”, llevaba medio siglo en la misión jesuita de esa sierra que en los años 1970. Joaquín Mora, un año mayor, lo acompañaba desde hacía más de dos décadas. Ambos fueron asesinados violentamente por un grupo delincuencial que tiene operando en la zona desde hace al menos una década. Este hecho revivió el debate.

El expresidente Felipe Calderón se mantuvo alejado de la política mientras Enrique Peña Nieto, del PRI, gobernó durante seis años. Pero desde 2018, con el arribo de la izquierda al poder, volvió a la palestra. Y un tema en el que se centra es la violencia, aunque evita hablar del que fuera su Secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, quien es juzgado en Estados Unidos por narcotráfico.

“Hasta Felipe Calderón se atreve a culparnos, en el colmo del cinismo, de la hipocresía, porque así es la derecha. Ya lo hemos dicho muchas veces: su verdadera doctrina es la hipocresía”, dijo esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa, del Partido Acción Nacional (PAN), se mantuvo alejado de la política en un exilio voluntario mientras Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), gobernó durante seis años. Pero desde 2018, con el arribo de la izquierda al poder, volvió a la palestra. Y un tema en el que se centra es la violencia, aunque evita hablar del que fuera su Secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, quien es juzgado en Estados Unidos por narcotráfico.

“El no enfrentar a la delincuencia implica dejar a las comunidades abandonadas a su suerte, en manos de los criminales, sin la fuerza del Estado que las proteja. En ese contexto se da el homicidio de los jesuitas. Quien delinque sabe que le espera el abrazo y no el castigo”, escribió Calderón Hinojosa hoy por la mañana.

Al Presidente López Obrador claramente le molesta que Calderón, quien tiene una caja fuerte de resonancia en la prensa mexicana, hable de temas de crimen organizado sin aclarar a quién consultó antes de lanzar una guerra militarizada contra los cárteles de la droga. Culpa al expresidente por los altos índices de violencia y el descontrol en las bandas de criminales; también a las políticas públicas del neoliberalismo que llevaron al abandono de las clases bajas y con pobreza extrema, tanto en las ciudades como en el campo.

Hoy se dio uno de esos momentos en los que se intercambian reclamos; donde la violencia revive el debate.



Más noticias

Comentarios

spot_img