- Publicidad -
jueves, abril 22, 2021

Simapag quitó cerca de 8 mdp a “La Tranquilidad” para garantizar abasto de agua en 2021

Guanajuato, Gto. Para poder garantizar el abasto de agua a las familias capitalinas el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato (Simapag) quitó alrededor de ocho millones de pesos al proyecto de construcción de la nueva presa de la Tranquilidad.

En el 2020 el organismo operador presupuesto recursos por cerca de ocho millones de pesos para dar seguimiento a los trabajos de construcción de la presa que hace años se anunció como la solución a la falta de agua para Cuévano.

Sin embargo, ante la falta de recursos de la federación y la escasez de lluvias que impidió que las presas se llenaran, el Simapag determinó redireccionar los recursos a acciones que permitieran garantizar el servicio de agua potable a las familias capitalinas para este 2021.

“Se redestinó el recurso para que se pudiera dar en estas acciones necesarias en este momento y garantizar el agua a zona de la Cañada”, informó el presidente del Consejo Directivo, Juan Sebastián Ávila Victoria.

En entrevista, precisó que fueron tres las acciones principales en las que se invirtió el recurso, la primera tiene que ver con el redireccionamiento de una línea de conducción de alrededor de Un kilómetro, que va de la batería de Pozos hacia los Cárcamos de rebombeo, “para traer mayor volumen de agua”.

“La segunda acción fue la adquisición de seis bombas para seis pozos, esto es porque con el trabajo que tendrán las bombas para extraer más y abastecer la Cañada pudieran sufrir desgaste y dejar de funcionar, serán para reposición.

“La tercera acción fue la rehabilitación y redimensionamiento de un tramo de línea importante que viene de atrás del Orito y llega a los filtros de Valenciana, porque de esa manera traemos el agua desde el punto más alejado de la Batería de Pozos y recorre 32 kilómetros, llega a la planta potabilizadora de Valenciana y por gravedad suministra a la Cañada”.

Ávila Victoria afirmó que estas acciones no se vieron reflejadas en los bolsillos de los capitalinos, pues la cuota por el servicio de agua potable sigue siendo la misma que en el 2020.

Refirió que para el Simapag garantizar el abasto de agua potable a través de los Pozos si representa un gasto extra por el consumo de energía eléctrica, “por eso pedimos a la población que sean cautelosos en el consumo de agua y reutilicemos”.

Cuestionado sobre si los bajos niveles de las presas que abastecen a la ciudad se podrían desazolvar para aumentar el volumen de captación en próximas temporadas de lluvias, Juan Sebastián Ávila Victoria, descartó esta posibilidad al señalar que se necesitan permisos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y además muchos recursos que actualmente no tienen.

Más noticias

Comentarios

spot_img