- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Solo tres municipios de Guanajuato castigan el acoso callejero

Guanajuato, Gto. De los 46 municipios del estado, sólo en tres se castiga administrativamente el acoso callejero, reveló la directora del Instituto para las Mujeres Guanajuatenses, Anabel Pulido López, quien agregó que, en estas ciudades incluso se han desarticulado páginas donde se comparten los llamados “packs” de mujeres.

Foto: Tere Segura.

Esto, luego de la movilización que se registró en la capital del estado para exigir acciones efectivas contra la violencia en los espacios públicos, a raíz de la denuncia que hizo Mariana Arcos, joven capitalina que sufrió acoso callejero durante dos años.

En entrevista, Anabel Reyes, reconoció que la falta de sanciones para agresores invisibiliza las denuncias, por lo que planteó la necesidad de que en el resto de los municipios se hagan las reformas necesarias para castigar el acoso callejero.

“Porque cuando no tenemos ejercicios de sanción, muchas veces la denuncia queda en eso, en establecer que algo pasó pero que no hay una situación que podamos sancionar a los agresores”.

Aunque no dio mayores detalles, refirió que los municipios donde se logró eliminar los sitios web, donde incluso se venden las imágenes íntimas de mujeres, fue resultado del trabajo coordinado.

“La sanción administrativa sólo las tenemos detectadas en Celaya, Guanajuato y León, donde tenemos un ejercicio permanente, incluso, hemos logrado desarticular páginas donde justo exhiben cuerpos de mujeres y situaciones de acoso, estas situaciones, es trabajo permanente”.

La titular del Instituto de las Mujeres Guanajuatenses hizo un llamado a los 46 municipios para establecer una coordinación permanente, para lograr que el acoso callejero se establezca como una falta administrativa y se castigue.

Además del castigo, agregó, también sería necesario que dentro de las modificaciones a su normatividad, se incluya un proceso de capacitación y reeducación para los agresores, para qué conozcan qué es el acoso callejero.

“Para conocer que no puedes tú llegar y determinar, decirme o hacerme, que subjetivamente no se puede decir si es bueno o malo, sino que sepan que son condiciones que no se pueden dar”.

Comentó que este trabajo se ha hecho desde un inicio con el municipio de Guanajuato capital, donde se diseñó de manera coordinada los cursos que ahora se imparten a quienes cometen acoso callejero.

De hecho, señaló que este trabajo se ha venido reinventando y analizando de acuerdo a las condiciones, con elementos que incluso se han pedido se integren al curso.

“El proceso de reeducación para hombres agresores es para trabajar con ellos e identificar las conductas que se dan, que los hombres no pueden ser cómplices, y no naturalizar, pero sobre todo juzgarlas, no pueden decir mira venía con minifalda, ella le dijo cosas, esas situaciones de deconstrucción es donde más nos detuvimos porque es ejercicio permanente”.

Más noticias

Comentarios

spot_img