- Publicidad -
martes, octubre 26, 2021

Tras auditorías a obras durante tres años, Contraloría recuperó un mdp en Irapuato

Irapuato, Gto. A lo largo de estos tres años de la administración, se han recuperado poco más de un millón de pesos, dinero pagado en exceso de obra pública, refirió el contralor municipal, Guillermo Patiño Barragán.

“Hemos incrementado el número de auditorías y revisiones a Obra Pública ha habido casos es lo que hemos determinado que una medición no estuvo correcta y que sin embargo se le pagó y tiene que regresar el dinero porque se pagó en exceso o está obra se retrasó tantos días y no estaba justificada, entonces en seguimiento a Obra Pública hemos iniciado algunas indagatorias, como también hemos recuperado ese dinero pagado en exceso de Obra Pública, poco más de un millón de pesos, le damos ese seguimiento”.

El funcionario destacó que el monitoreo a Obra Pública es constante tanto del Municipio como de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Irapuato (JAPAMI).

“Existe seguimiento y a la hora de las entregas administrativas y físicas, nosotros intervenimos, todas las obras tiene uno o dos supervisores asignados, una de carácter permanente, donde diaro está ahí, fue el caso de la Calzada Insurgentes, que de hecho tengo una auditoría integral, en donde sí detectamos en un inicio ciertas inconsistencias por eso determine que lo mejor era auditar y de las 100 observaciones que hicimos , quizá ahora exista un 10%”.

Con respecto a las obras de rehabilitación del estadio ‘Sergio León Chávez’, Patiño Barragán aseguró que  se cumplieron en tiempo y forma,por lo que  descartó una  auditoría, pues no se detectaron excedentes en las inversiones.

“Nosotros checamos todo, tenemos acceso a los proyectos antes de, no audite, sin embargo, prevení, desde el día cero hasta el último para que no se dieran ese tipo de circunstancias. Apostamos a ser preventivos para evitar sorpresas”.

Y es que precisó que en las obras de rehabilitación del estadio, se asignaron a dos auditoras de obra pública, que comenzaron desde las visitas al estadio, previa la licitación y trabajo, hasta la conclusión.

“Las auditoras checaron todos los contratos que se estaban ejecutando al mismo tiempo y conforme iban avanzando y se iban detectando se iban haciendo minutas y se iban corrigiendo y al final  se cerró la obra física y administrativamente”.

Agregó que en su momento sólo  intervinieron como intermediarios entre contratistas y locatarios del recinto, que se quejaron de algunos temas durante el proceso de la obra.

Más noticias

Comentarios

spot_img