- Publicidad -
jueves, mayo 19, 2022

Hallazgos fúnebres causan silencio y conmoción en Abasolo y Pénjamo

Abasolo/ Pénjamo, Gto. En los municipios del suroeste de Guanajuato conmocionó el hallazgo de ocho personas sin vida; cuatro víctimas dentro de lo que se desmintió fue una fosa clandestina dentro de una granja y cuatro cuerpos decapitados, entre ellos el de una mujer, en una vivienda de la zona centro.

No es la primera vez que se habla de fosas clandestinas en Abasolo, ocurrió en abril y octubre del pasado 2021, y de una tercera, se difundió la tarde de este lunes dentro de la granja La Gloria, propiedad privada que se encuentra sobre el tramo carretero que comunica a los poblados Saucillo y Las Mesas en dirección a Huanímaro.

Foto: especial.

La noticia provocó la movilización de familias de personas desaparecidas de un colectivo de Irapuato.

Trascendió que un joven cuidaba los animales cuando entre las piedras, que los dueños colocaron a un costado del arroyo, se percató de un cuerpo que sobresalía e inmediatamente se hizo el reporte a la central de emergencias 911.

A las tres de la tarde, arribaron los agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y tras revisar la zona hallaron más restos humanos, es decir, en el lugar habría tres hombres y una mujer, cuyos cuerpos se estima tenían 22 días de haber sido depositados en ese lugar, luego de que invadieron el lugar.

La Fiscalía se limitó a informar que el cuerpo de un hombre estaba en estado de descomposición y que del resto de las víctimas no se ha definido su género.

El silencio

Sobre el bulevar Santos Degollado en dirección a la zona centro de Pénjamo, entre las primeras calles se ubica Callejón Álvarez. Ahí se encuentra la casa marcada con el número 7.

Es una vivienda de dos plantas, sin cochera y con protecciones en un par de ventanas. Al exterior se quedó la cinta amarilla colocada un día antes por agentes ministeriales, mientras unos guantes de látex fueron tirados a mitad de la calle.

Dentro de ese domicilio, la Fiscalía refiere se localizaron los cuerpos decapitados de Arturo ‘N’ de 20 años y Mayra Isabel ‘N’, así como dos hombres más, de quienes se ignoran sus identidades.

Mientras los comerciantes se dijeron sorprendidos del acordonamiento y los policías que había en la calle este lunes, otros recomendaron ver las redes sociales, ‘ahí está todo lo que pasó’. Vecinos señalan que no viven en las casas aledañas, solo están de visita y no conocen a quienes habitaron el inmueble, ahora abandonado, en cuyo interior ronda un minino queriendo escapar, que se alcanza ver desde el cristal roto de la puerta.

Para los transeúntes, el callejón cercano al río Pénjamo, solo es un paso obligado, quizá de siempre, pero del que poco saben.



Más noticias

Comentarios

spot_img