- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

Jaurías dejan un muerto, amputaciones y temor en las calles de León

León, Gto. Para los ciudadanos que salen a caminar por la ciudad o que van pedaleando su bicicleta o a bordo de su moto, ser atacados por un perro o una jauría sin que nadie pueda ayudarlos es un temor que prevalece en las calles.

Foto: Jorge Hernández.

Recientemente, un hombre fue atacado por una jauría y falleció recibiendo atención médica en el hospital, tras esto, entrevistados aseguran que no es el único caso reciente que ha ocurrido en León, ya que hay diversos espacios públicos que están invadidos de jaurías, agresiones que han sido confirmadas por los adultos mayores que lo han sufrido.

Atacado por perros

Miguel Ángel, de 50 años, salió como de costumbre a caminar  para dirigirse hacia unos departamentos en la colonia Azteca.

Uno de sus trayectos era el predio baldío que se ubica a un costado del bulevar Adolfo López Mateos y el Arroyo de Alfaro, entre las colonias Bugambilias, el Mirador Oriental y Parque Manzanares.

Al llegar a la zona que solía frecuentar una decena de perros logró tirarlo y lo atacó a mordidas en la cara y el cuello, muy cerca de la vena yugular y en las piernas.

Vecinos que pasaron lo encontraron herido de gravedad y tras reportar el ataque en jauría al Sistema de Emergencias 9-1-1,  Miguel fue trasladado al Hospital Comunitario de Las Joyas donde su salud no mejoró.

Alrededor de las 19:13 el Gobierno Municipal envió un boletín en el que informó que la Secretaría de Seguridad Pública y el Centro de Control y Bienestar Animal, activaron un operativo extraordinario y coordinado donde se estableció una redada para asegurar a varios canes que se resguardan en distintos lotes baldíos.

Durante el operativo, el riesgo de ser atacados que tuvo el personal de Policía, Tránsito y Protección Civil, fue latente, por lo que también trabajadores del Zoológico de León proporcionaron dardos tranquilizantes de inyección remota, esto para prevenir un ataque y asegurarlos a distancia.

El saldo de la redada fue el aseguramiento de 4 canes, el acordonamiento preventivo de la zona y la coordinación con los comités de colonos, para más operativos y lograr la captura total de los perros y el aseguramiento definitivo de los predios.

Sin embargo alrededor de las 10:30 de la noche los médicos encargados del estado de salud del lesionado reportaron a las autoridades que este había muerto, y que había más perros sueltos en el baldío donde ocurrió la agresión.

Jauría al acecho

Vecinos comentaron a Zona Franca, que los perros que solían esconderse en lotes baldíos de las colonias Oriental Anaya, entre el bulevar Mariano Escobedo y la Avenida Pradera, así como las colonias mencionadas, ya habían atacado a otro hombre al que le tuvieron que amputar una pierna.

El afectado es un velador que desde el pasado fin de semana ingresó a la sala de urgencias con varias mordidas en las piernas, el pecho y la cara. El hombre permaneció hospitalizado y entre los procedimientos que le hicieron fue la amputación de su pierna izquierda.

“El fin de semana los perros mordieron a un velador de una empresa, pero como era nuevo y el velador que estaba no le comunicó cómo estaba, el otro hasta huesos les llevaba para que no lo mordieran y él no les llevó nada y en cuanto entró al baldío, le mordieron una oreja, un tobillo y me dijo uno de sus compañeros que le habían cortado una pierna”, contó un vecino.

Personal del área de urgencias confirmó a este medio la operación que necesitó el velador, aunque se desconoce si ya fue dado de alta del hospital ya que seguía bajo observación.

“Ya tenían como 2 o 3 años que los perros estaban en el baldío, sí perseguían a las personas pero no hacían nada malo, hasta ahora que sucedieron esos casos nos dimos cuenta que sí eran peligrosos”, comentó una vecina.

Estamos libres

Luego de saber que las autoridades habían capturado a varios de los canes, los vecinos se sintieron libres y en paz luego de años de sufrir de los ladridos y ataques en el predio baldío, aunque aseguraron que  todavía había más perros sueltos.

Foto: Jorge Hernández.

“Yo por la mañana salgo a caminar diario, mi hija me dijo que los habían atrapado, los perros venían en la noche a pelear con los perros de los vecinos y no dejaban dormir porque estaban a ladre y ladre en la madrugada, capturaron a 4 perros pero yo he visto como 12 o 15 animales”, comentó un vecino de la colonia Mirador Oriental.

Vecinos lamentaron que tuvo que morir una persona y a otra amputarle una pierna para que las autoridades acudieran al rescate de los perros, sin embargo ante la redada del operativo se dijeron en paz.

Foto: Jorge Hernández.

“Yo me sentí feliz hoy en la mañana cuando vi que ya no había perros porque estuvimos checando mi esposa, por lo mismo que es mejor evitarlos y no los encontramos cuando salimos a caminar, ya no había ninguno”, dijo el vecino.

No es el único lugar

La zona de lotes baldíos donde fueron capturados los 4 perros no es el único lugar en la ciudad donde jaurías se refugian.

Foto: Jorge Hernández.

Rescatistas independientes de animales comentaron que en un predio ubicado a espaldas de Plaza Mayor, a un costado del Hospital Ángeles, la problemática es la misma.

Solo que en este lugar, los vecinos de los alrededores les dejan agua y croquetas en contenedores de plástico y los animales son más amigables cuando se dejan ver.

Foto: Jorge Hernández.

Un grupo de taxistas ubicado sobre la subida del bulevar Campestre, dijo que en ese baldío los animales han sido atropellados y sufrido de maltrato y hasta envenenamiento.

Peatones comentaron que hay sobrepoblación de perros en este baldío debido a que los animales tienen el espacio para esconderse entre los árboles y las coladeras del drenaje público sin que sean descubiertos.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img