- Publicidad -
sábado, enero 22, 2022

Ruptura sentimental habría llevado a exdirector de policía a ‘secuestrar’ a dos mujeres

León, Gto. El exdirector de Seguridad Pública de Manuel Doblado, fue vinculado a proceso penal por privar de la libertad a su pareja sentimental y a su amiga, ambas integrantes de la Policía Municipal de aquel municipio.

Alejandro Alanís Muñoz permanecerá en el área de prisión preventiva del Centro de Rehabilitación Social (CERESO), al menos durante los próximos dos meses en lo que se finalizan las diligencias de las autoridades para complementar la investigación.

Foto: Zona Franca

También en el historial del exdirector cayó el cargo de la posesión sin permiso de una pistola calibre 9 mm, registrada bajo licencia colectiva y asignada para el uso del escolta del alcalde priísta, Gustavo Adolfo Alfaro Reyes.

Lo anterior se difundió luego de una audiencia que duró casi 7 horas en la sala 4 de los juzgados de oralidad en la que se expusieron pruebas por parte de la defensa de Alejandro y de los abogados del Ministerio Público, quienes representaban a las agentes María Susana y Emilia Margarita.

A pesar de que el inculpado fue acusado también por la tentativa de homicidio, el juez Francisco Medina Meza, decidió no vincularlo por este delito debido a que las pruebas no eran más que acusaciones que no lograron concretarse debido a las circunstancias en la que lo detuvieron.

Lo que presuntamente ocurrió

Fue la noche del lunes 20 de mayo cuando el inculpado fue detenido por elementos de la Policía Federal cuando iba a bordo de una camioneta Chevrolet blanca de doble cabina y con placas GM-57-450, adscrita al presidente municipal de Manuel Doblado, justo en la esquina de los bulevares Timoteo Lozano y San Pedro.

Foto: Zona Franca

En la parte trasera de la camioneta viajaban las mujeres maniatadas y amarradas de los pies con cinta industrial color negra.

Cuando los agentes le marcaron el paso, revisaron la unidad y localizaron una navaja en una mariconera del entonces director, su arma de cargo y en la guantera, una pistola con dos cargadores abastecidos, perteneciente al escolta del primer edil.

En la audiencia iniciada a las 9:10 de la mañana de este martes, se dio a conocer que Alejandro Alanís Muñoz, mantenía una relación extramarital con María Susana, una agente que se incorporó a las filas de la policía desde el pasado 20 de marzo.

Unas horas antes de la detención en el bulevar Timoteo Lozano, María se encontraba de visita en casa de su amiga y compañera de trabajo, Emilia Margarita, ubicada en la calle Regaliz de Jerez, en la colonia San Isidro de Jerez en el municipio de León.

De acuerdo con los testimonios de la defensa de las afectadas, el funcionario llegó en la camioneta a la casa cuando la mujer buscaba consuelo y apoyo con su amiga por una ruptura de una relación sentimental que había tenido con Alejandro y que terminó por las constantes infidelidades y por ser cada vez más violento cuando estaban juntos.

Se dio a conocer, que se giró un oficio en el que el funcionario solicitó el arma de fuego en su corporación y que fue entregada sin problema alguno debido a que creyeron se trataría un acto de buena fe en una comisión a la que asistiría.

Alejandro, al reunir a las mujeres en el patio de la casa, las obligó a subirse a la camioneta y luego de haber pasado escaso 10 minutos, fueron detenidos por los policías federales cuando conducía a exceso de velocidad e intentó evitarlos.

Las abogadas defensoras de las afectadas indicaron que durante el transcurso del viaje iban amenazadas con una pistola por el funcionario y que les dijo que sería el último día de sus vidas porque las ‘iba a matar y a cortar en pedacitos’.

Días antes de que terminaran la relación, María Susana mencionó a sus abogadas que Alejandro le dijo que si la dejaba se atuviera a las consecuencias, asegurando que no sabía si se refería a que sería despedida de su trabajo o si le quitarían la vida.

Exdirector declara

Con la mirada consternada y mostrando signos de arrepentimiento y rompiendo en llanto, Alejandro, luego de prometer hacerlo con la verdad, declaró que habría cometido un error en una reacción por la relación sentimental de la que se arrepentía.

Aseguró que su viaje a León fue porque recogería al escolta del alcalde de un restaurante de la Calzada de los Héroes debido a que el funcionario se encontraba en un estado inconveniente para manejar.

“Es una injusticia, es un teatro por parte de la policía federal”, fueron algunas de las palabras que el exdirector dijo ante el juez, sus abogados, la defensa y el público presente, entre ellos medios de comunicación.

El hoy inculpado llevaba en la corporación 10 años y durante su labor nunca tuvo ningún proceso o averiguación previa en su contra confirmaron los investigadores durante la audiencia.

Antes de ser cesado de su cargo por parte del ayuntamiento del municipio, Alejandro llegó a tener un cargo de Comisionado de las Fuerzas de Seguridad Pública del Mando Único del estado de Guanajuato, que a su vez representaba la figura del director de la corporación.

Juez resuelve

Después de haber analizado las pruebas el juez determinó vincularlo a proceso por dos delitos: la privación ilegal de la libertad de las agentes de la policía y por la posesión sin permiso de un arma de fuego en agravio de la secretaría de seguridad pública.

Foto: Zona Franca

La defensa del ministerio público solicitó un periodo de dos meses para finalizar la investigación, tiempo que el exdirector tendrá que cumplir su condena en lo que se desarrolla el juicio y se dicta sentencia.

Al finalizar el ejercicio de derecho poco después de las 4 de la tarde, el inculpado volvió al área restringida de los juzgados, donde en las próximas horas será ingresado a una celda de la prisión preventiva, medida precautoria y sin derecho a fianza debido a que los delitos por lo que los procesaron son graves.



Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img