- Publicidad -
jueves, abril 15, 2021

Amicus curiæ

Recientemente un grupo de ciudadanos le solicitamos a la administración municipal de Guanajuato, encabezada por Nicéforo Guerrero, que nos permita coadyuvar con ella en el tema de la defensa de la revocación que hizo el ayuntamiento de la factibilidad de cambio de uso de suelo sobre el predio conocido como “Granja la Bufa” y que motivó, en el segundo semestre del año pasado, un fuerte conflicto social que parecía haber terminado con el plebiscito del 5 de diciembre, en el que la opción del NO a que dicho terreno pasara de preservación ecológica a urbanizable fue abrumadora.
Tras conocer que la empresa afectada impugnó la decisión de revocar la factibilidad que previamente había logrado, pedimos como ciudadanos conocer el expediente judicial.
Evidentemente no se trata de una controversia sólo entre un particular y la autoridad municipal. El propio gobierno había dejado muy en claro que requería de la participación ciudadana y por eso solicitó un plebiscito en el votamos alrededor de 15,000 ciudadanos.
Nuestra intención de colaborar, más allá de las formalidades procesales, era a través de una figura que la doctrina jurídica recoge como Amicus Curiæ.
El Amicus Curiæ no está reconocido en ninguna ley, sin embargo lo está en la doctrina, y una buena parte de nuestros jueces lo han acogido de muy buen agrado como la forma a través de la cual una o más personas, que no son parte en una controversia judicial, aportan argumentos en ella dada la trascendencia del conflicto por resolver. Una de las primeras en adoptarlo ha sido la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ejemplos de ello son las consultas que hizo en el caso de la llamada “Ley Televisa”, o ante la acción de inconstitucionalidad promovida en contra de las disposiciones que permiten la interrupción del embarazo en el Distrito Federal, por citar sólo dos casos.
Llama la atención, que ante nuestra petición, la autoridad municipal, a través del síndico Gabino Carbajo Guzmán, no sólo manifieste su negativa a permitirnos coadyuvar, sino que además arremeta en contra de los firmantes, poniendo en duda las capacidades de mis compañeros y mi ética.
Insisto, sólo queríamos apoyar a la autoridad en algo que pensamos es una causa común.
Propusimos nuestra colaboración como ciudadanos. Lo que obtuvimos fueron descalificaciones de nuestro gobierno, que por lo visto es intolerante hasta cuando le ofrecemos apoyo.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img