- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

Va pa´tras

A unas semanas de entregar una dirigencia partidista que ha ejercido a placer y que lo ha convertido en un ministro plenipotenciario de por lo menos dos gobiernos estatales, Fernando Torres Graciano obtiene un triunfo postrero que le debe saber a miel.

Este viernes, una resolución del magistrado Héctor René García Ruiz, del Tribunal Estatal Electoral, revocó las medidas preventivas decretadas por el IEEG en contra de José Gerardo Mosqueda Martínez, Miguel Márquez Márquez, José Ángel Córdova Villalobos, Luis Alberto Villarreal García, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo y Francisco Ricardo Sheffield Padilla, por considerarlas ilegales.

Más allá de la pertinencia de las precampañas, Torres Graciano se metió al terreno de quien hasta hace no mucho fuera uno de sus protegidos, el presidente del IEEG Jesús Badillo, y le enmendó la plana, preservando la libertad de sus agremiados, y alguno que no lo es, para proseguir su abierto proselitismo.

Juridicidades aparte, aquí lo que se ve es un pulso de poder. De lo que decida el presidente consejero Badillo, ir a la instancia federal o resignarse, dependerá  la suerte de su gestión y, en buena medida, el prestigio del órgano electoral de Guanajuato.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img