- Publicidad -
jueves, enero 28, 2021

Capturan en Jerécuaro a 8 líderes “Caballeros templarios”

Elementos de la Policía Federal detuvieron a ocho presuntos integrantes de la organización conocida como Los Caballeros Templarios, entre los que se encuentran los jefes de plaza de los municipios de Tuxpan y Zitácuaro, Michoacán.

El jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño García, informó que al tener conocimiento de que había una reunión de líderes de este grupo criminal, se desplegaron elementos policíacos en inmediaciones del poblado Piedras de Lumbre, en el municipio de Jerécuaro, sobre la carretera federal 15, la policía federal detectó varios vehículos tripulados por sujetos armados.

Cuando trataban de huir los presuntos delincuentes, los policías federales les dieron alcance y aseguraron a ocho sujetos entre los que destaca Gabriel Mejía Flores alias El Chundo de 35 años de edad.

Ese sujeto es identificado como el jefe del grupo en Zitácuaro y era el encargado de administrar los ingresos económicos de dicha localidad.

Esta banda criminal se dedica a la extorsión, asaltos en la carretera y secuestros; además Mejía Flores es uno de los que operó la emboscada del 14 de junio de 2009 contra policías federales.

A El Chundo se le relaciona con el asesinato de siete policías federales el 16 de noviembre de 2009 y tiene antecedentes penales por el delito de portación ilegal de arma de fuego.

En esas acciones también fue detenido Jairo López Mendoza alias El Ojos, de 22 años de edad, quien es considerado jefe de la banda criminal en Tuxpan y se le acusa de secuestro, extorsión y narcotráfico, además “clonaba” vehículos militares y policiacos para cometer delitos.

Los otros detenidos son: Juan Carlos y Jaime Francisco Leyva Merlos, de 26 y 30 años de edad, quienes realizaban tareas de vigilancia, y dirigían bloqueos en carreteras contra acciones de autoridades federales y “Marchas y plantones contra la Policía Federal”; Raúl Mejía Flores, de 40; Gerardo Gómez Mejía, de 26; Juan Sidney Soto Cuevas, de 20; y Arturo Acosta Valdés Espino, alias El Láminas, quien era el encargado de sepultar y en algunos casos incinerar los cuerpos de sus víctimas.

A estos sujetos les aseguraron tres camionetas, un vehículo, cuatro armas largas, una escopeta, una subametralladora y una pistola tipo escuadra, cargadores y cartuchos, así como dos granadas, cinco teléfonos y documentos diversos, así como tres paquetes con droga sintética.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) en la ciudad de México.

Con información de agencias.

Más noticias

Diputados deben corregir la ley contra el “halconeo” y garantizar derecho de la prensa

León, Gto. Para la periodista Verónica Espinosa, el amparo que le fue otorgado junto a otros colegas, bajo el acompañamiento de la organización Artículo...

Guanajuato acumula 223 policías asesinados en tres años; urge mejorar condiciones laborales

Guanajuato. Cada cuatro días, un policía fue asesinado en el estado durante 2020. Se trata del saldo más alto del país, en cuanto al...

Halconeo: delito que poco ayuda y mucho criminaliza

En la ya larga lista de reglamentos pendientes por armonizar y de leyes por derogar en materia de Derechos Humanos para Guanajuato, ahora se...

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí