- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

Califican como “golpe contundente” operación contra FARC

Bogotá, Colombia.- La operación Armagedón, en la que murieron 36 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue calificada hoy por la inteligencia colombiana como un golpe “más contundente” que la propia muerte de su jefe máximo Alfonso Cano.

Armagedón, ejecutada el 26 de marzo pasado en el sur del país, es más importante desde el punto de vista estratégico, que la operación Odiseo en la que murió Cano en noviembre pasado, explicaron funcionarios de inteligencia en rueda de prensa.

Indicaron que la importancia radica en que una sola operación cayeron seis dirigentes de frentes de la organización guerrillera y siete subcomandantes, que tenían una permanencia de entre 12 y 30 años en las FARC.

Los guerrilleros que se encontraban en el campamento bombardeado llegaron al lugar para un curso de la Escuela de Mandos Superiores de las FARC, la instancia más alta de formación de los cuadros del grupo rebelde.

Cada uno de los jefes insurgentes que cayeron en Armagedón eran “objetivos de alto valor” para las Fuerzas Militares de Colombia, y regularmente se requiere mínimo de uno o dos años para “golpearlos” de manera individual, indicaron los funcionarios que pidieron anonimato.

“En resumen, dimos varios golpes estratégicos en uno solo. Esto no se había hecho nunca y las FARC deben estar reflexionando mucho este golpe que se dio en la madriguera de este grupo terrorista”, comentó uno de los expertos en inteligencia.

Los guerrilleros que murieron en esta operación eran considerados los más calificados en el terreno militar de bloques importantes como son el Oriental y Occidental, que concentran el mayor número de insurgentes de las FARC.

El golpe fue preparado durante tres meses de manera conjunta por las Fuerzas Militares y la Policía, y toda la información fue entregada por un guerrillero que reclutaron los organismos de seguridad.

En la operación Armagedón participaron al menos 200 comandos de fuerzas especiales, entre ellos 22 expertos en inteligencia de la Policía Nacional, 119 lanceros y 14 helicópteros.

Para los organismos de inteligencia, con este golpe las FARC pierden aún más su capacidad de “mando y control” sobre sus integrantes, estimados en unos nueve mil 200 hombres.

De este total de guerrilleros, al menos cuatro mil 200 están en el bloque Oriental, que es el más importante del grupo, pero a la vez el que ha recibido los más duros golpes militares desde 2008.

El propio ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, sostuvo que “por muchos años se han adelantado operaciones exitosas, pero es la primera vez que en una operación se golpean las estructuras de manera tan integral tan decisiva”.

Pinzón reiteró que “el camino de las armas no es viable (…) y tarde o temprano caerán” los irregulares que persistan en este objetivo, porque el gobierno colombiano está desarrollando desde septiembre pasado un nuevo plan estratégico contrainsurgente.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img