- Publicidad -
miércoles, abril 14, 2021

El secuestro virtual, viejo conocido en México ahora en Venezuela

El secuestro de unos gemelos, que aparentemente ocurrió el pasado viernes 1 de abril, en horas de la noche en el sector El Vigía de Los Teques (al centro-norte), resultó ser un engaño virtual, confirmado en la madrugada del sábado por la policía venezolana.
Los padres de las supuestas víctimas se enteraron de que el rapto había sido virtual, cuando los jóvenes lograron comunicarse desde la ciudad de Maracay, a donde habían ido a entregar un cúmulo de pertenencias exigidas por los presuntos secuestradores.
Los jóvenes habían viajado hasta la capital aragüeña, porque los supuestos captores se comunicaron con ellos, en momentos en que regresaban de la universidad, para informarles que tenían a sus padres secuestrados.
Al parecer, todo empezó cuando los autores del plagio ubicaron a la familia a través del anuncio de venta de un apartamento en el centro de la capital mirandina. Según los informantes, los delincuentes se presentaron como potenciales compradores del inmueble y comenzaron a averiguar datos del grupo familiar, como número de miembros, hijos, edades, centros de estudio y horarios.
Luego de acordar una cita con los dueños de la propiedad cerca de las 6:00 pm y obligar a la pareja a acudir juntos al encuentro con la excusa de conocerse bien, los secuestradores hicieron el primer contacto telefónico el día viernes con los gemelos, para alertarlos del supuesto secuestro de sus padres.
Tras asegurarse de que la pareja estaba en camino para mostrar el apartamento, llamaron a los gemelos para exigirles que sacaran todos los objetos de valor, incluyendo dinero en efectivo y otras pertenencias para ser entregados en una calle solitaria de Maracay, a cambio de la liberación de sus padres.
Se dice que cuando los gemelos llegaron a su casa y se dieron cuenta de que los padres no estaban, entraron en pánico y procedieron a recolectar lo exigido para el rescate, mientras los padres iban en camino a Los Teques.
Una vez que los muchachos salieron de su residencia, los padres recibieron otra llamada donde se les alertaba del secuestro de sus dos únicos hijos.
“Como al llegar a su residencia encontraron todo revuelto, los progenitores creyeron la versión de los maleantes”, dijo la fuente policial.
Pasada la media noche y después de haber dejado las pertenencias en el sitio acordado, los gemelos decidieron llamar a la casa para comunicarse con otros familiares, debido a que los delincuentes recogieron el botín pero la entrega de sus padres no se concretó.
Fue entonces cuando se enteraron de que todos habían sido víctimas de un engaño, que les costó la entrega de numerosos objetos y enseres adquiridos con sacrificio.
En las investigaciones policiales, se determinó que varias de las llamadas fueron hechas desde dos diferentes cárceles.

Con información de El Universal (Venezuela).

Avatar
Martha Silva Moreno
Editora y reportera en Zona Franca. Correo electrónico: marthasilva@zonafranca.mx Twitter: @marthax

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img