- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

Ir por lana y salir trasquilado

En política la ingenuidad se paga cara y la torpeza, aún más. Luis Gerardo Gutiérrez Chico, líder del PRI en León, quiso aprovechar la ruptura en el bando barbarista, convocando a los cinco regidores de su partido a una conferencia de prensa para poner en evidencia su reconciliación, queriendo ganar de paso crédito como líder y fabricante de consensos.

Lo hizo sin realizar ningún trabajo político previo, como las llamadas a misa, con el resultado que era de esperarse: el ex coordinador defenestrado, José Arturo Sánchez Castellanos, no acudió y los hechos le dieron la razón, pues en la reunión la regidora ultrabarbarista Olga Patricia Sandoval, volvió a tundirle a su compañero.

Rodeado del barbarismo radical, Gutiérrez Chico se vio chamaqueado: por lo pronto ya se ganó la desconfianza de las corrientes que lo han sostenido hasta ahora frente a los embates de la ex candidata y no ha ganado nada, pues las reciprocidades de Bárbara son muy efímeras o casi inexistentes.

Definitivamente, la política no es un arte para inocentes.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img