- Publicidad -
viernes, abril 16, 2021

No hay pretextos para certificación total de policías

Carlos Zamnarripa Aguirre procurador del estado de Guanajuato ala isquierda dialoga con Miguel Alcantara Soria secretario del sistema ejecutivo de seguridad publica durante foro internacional de seguridad foto: Mario Armas

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Juan Miguel Alcántara Soria, hizo un llamado a que todos los gobiernos locales sometan a sus policías, incluidos sus mandos, a los exámenes de control de confianza para que en enero del 2013 se cuente con una policía “ampliamente certificada y confiable”.

También reconoció que el gobierno federal tiene focalizados las regiones más violentas del país y que, la de Michoacán, penetra a Guanajuato a través de Celaya por lo que rechazó que las autoridades fomenten una guerra entre mexicanos con pretexto de la lucha contra las bandas criminales.

El abogado irapuatense entregó el certificado que acredita al Centro de Control y Confianza de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato como el primero en el país en cumplir con los estándares requeridos por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Con esto, Guanajuato cuenta con dos centros de certifiación pro lo que no hay pretexto para que el 100 por ciento de los policías y mandos superiores de las corporaciones locales, estén certificados. Hoy el avance y porcentaje está en promedio al 30 por ciento.

Así fue que convocó a todas las autoridades locales a asumir su compromiso en la certificación de sus cuerpos de seguridad pública y con ello garantizar el cumplimiento de la ley en beneficio de los ciudadanos, según comentó.

Habrá que recordar que en el caso de León, el secretario de Seguridad Pública, Salvador Echeveste, no se ha sometido al examen de control de confianza bajo el argumento de que todavía no le toca. El lunes pasado, la secretaria del Ayuntamiento Mayra Enríquez Vanderkam dijo que el secretario no es sujeto obligado para realizar esas pruebas que, no obstante, costaron su trabajo a 22 elementos de la policía por no estar aptos de la confianza al servicio público.

“No basta con la buena fe, es preciso demostrarlo, contar con instituciones profesionales y eficientes, confiables, es el reclamo social que tiene que cumplirse”  y agregó que “no hay nada más irritante para la sociedad que los elementos estén vinculados con el crimen organizado”.

Con estos dos centros acreditados de Control y Confianza, el que está a cargo del Secretariado Estatal de Seguridad Pública y el de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato, se espera que se cuente con una acreditación al 100 por ciento de los elementos antes de que se cumpla el período establecido.

CELAYA, PUERTA DE ENTRADA A LA VIOLENCIA

De acuerdo la última encuesta nacional sobre la percepción de Seguridad Ciudadana en México que realizó Consulta Mitofsky y México Unido Contra la Delincuencia, reveló que en un solo año aumentó de 30 o 58 por ciento el porcentaje de personas que consideran el crimen organizado va ganando la guerra contra la inseguridad.

Ante ello, Alcántara Soria detalló que “hay una percepción ciudadana que se alimenta de varios factores, una incidencia crítica en algunas regiones del país, como pueden ser los homicidios violentos, en otros es el tema de secuestros, y se alimenta la percepción de la incidencia delictiva, pero se alimenta de la generalización de fenómenos violentos de los medios de comunicación”.

Expresó que el gobierno mexicano tiene ya focalizadas las regiones donde se ubican los actos más violentos que ocurren en el territorio nacional y que no es un común denominador “tenemos que trabajar para que esa percepción se acerque más a la realidad delictiva del país”.

Así, identificó regiones en Monterrey, Culiacán, Ciudad Juárez que son donde hay una mayor incidencia de actos violentos en el país y agregó que “la incidencia delictiva que está en Michoacán se introduce a Celaya”.

En ese tenor, mencionó que no hay una guerra extendida en el país contra el narcotráfico y que el gobierno mexicano no genera una batalla entre mexicanos “no hay una guerra contra el narco, hacia adentro tenemos que entender que todos somos mexicanos, por eso es que no podemos hablar de una guerra de mexicanos contra mexicanos, el desafío es contra el narcotráfico y los delitos vinculados al narcotráfico”.

Finalmente, reiteró en su llamado a que dentro de los próximos meses los gobiernos locales construyan policías sólidas y certificadas.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img