- Publicidad -
jueves, abril 22, 2021

Que investigue Gestión Pública denuncias: Ramírez Barba

Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de Salud en Guanajuato. Foto: ZonaFranca

El secretario de Salud de Guanajuato, Éctor Jaime Ramírez Barba, mantiene su confianza en el director general de servicios de salud Héctor Martínez Flores y advierte “él continúa” en el cargo pese a la denuncia que se depositó el fin de semana contra el funcionario estatal a quien se le denunció de encabezar un presunto entramado de corrupción.

Sin embargo, aclara que la información que hizo pública María del Carmen Balderas Parada sobre nuevos casos de corrupción, deberán ser atendidos: “los datos que se aportaron deberán ser investigados por la Secretaría de la Gestión Pública”.

Las revisiones continúan en Salud. Ya no sólo de la Secretaría de la Gestión Pública sino de las instancias federales. El Órgano de Fiscalización Superior así como la Auditoría Superior de la Federación, sostienen sendas investigaciones a la aplicación de recursos asignados por el gobierno federal a servicios de salud.

QUE SE CUMPLA LA LEY

Este lunes por la tarde, el secretario de Salud Éctor Jaime Ramírez Barba, dio a conocer la postura de esa dependencia frente a las más recientes acusaciones que se lanzan contra uno de los hombres más importantes en su estructura de gobierno: Héctor Martínez Flores.

Ramírez Barba sostuvo que el médico irapuatense, quien ostenta en el organigrama el cargo más cercano al Secretario de Salud, seguirá en su cargo hasta en tanto se demuestre que tiene alguna responsabilidad respecto a las imputaciones que se hacen en su contra.

“La postura con respecto a las anteriores y al anuncio del Secretario de la Gestión Pública, es cumplir con las recomendaciones. Estaremos atentos, a éstas y a las que sigan, (pero) esto tiene un procedimiento de ley. En Guanajuato y en todo el país, un funcionario está obligado a lo que la ley le faculta”.

Aunque precisó que el escándalo por supuestos casos de corrupción que derivaron en la salida de su antecesor, Jorge Armando Aguirre Torres, le ocuparán “el mínimo de mis esfuerzos, pues el máximo de mis esfuerzos está orientado a la salud de los guanajuatenses”, se mostró abierto a cualesquiera investigaciones que se organicen en esa dependencia.

“Mi obligación es dejar todas las puertas abiertas para que hagan las investigaciones correspondientes”, al menos ya hay tres instancias fiscalizadoras y, para evitar sospechas, se podría pedir que se revisen las denuncias que se dejaron en las redacciones de los diarios así como en la oficina del secretario de la Gestión Pública Luis Ernesto Ayala Torres.

EXPEDIENTE ABIERTO

Sin embargo, sobre Héctor Martínez Flores hay una denuncia interpuesta. Supuestamente habría incurrido en actos de corrupción y, presuntamente, en la petición de favores tras contratar un servicio. La denuncia fue entregada por una persona que se hizo pasar por María del Carmen Balderas Parada quien apareció para decir que ella no es la responsable del nuevo escándalo en salud.

Este lunes el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez fue cuestionado sobre el tema de la denuncia y advirtió que no fijaría su postura dado que “no hay certeza de la identidad de la denunciante”; y es que aparentemente Balderas Parada, la denunciante, dijo que no denunció lo que se publicó durante sábado y domingo en los medios.

Frente a ello la pregunta obligada al Secretario de Salud este lunes fue, ¿cómo queda su más cercano colaborador frente a las dudas que despertó una denuncia en medios?, la respuesta de Ramírez Barba fue “él continúa, a mí me parece que hay un precepto básico del derecho: toda persona es inocente hasta que se le demuestra lo contrario”.

Aclara que no se desecha de facto la nueva denuncia “los datos que se aportaron deberán ser investigados por la Secretaría de la Gestión Pública y estaremos atentos” sin embargo advierte “este tema no es lo que lleva hoy en agenda el secretario de Salud, lo atiende la secretaría del ramo”, es decir, Luis Ernesto Ayala Torres.

Por ahora, son casi una veintena de funcionarios los que han sido cesados a recomendación de la Secretaría de la Gestión Pública, cada caso se revisó de manera específica y cada validación se dio por los auditores. El viernes podrán estar revisados los 33 expedientes y debería estar finiquitado el tema.

Hay otro frente, uno que apunta a la oficina adjunta del secretario de Salud de Guanajuato,  otra revisión en puerta que se cierne sobre Héctor Martínez Flores, un misil de dudas que llegan directo al gobierno estatal donde está más vulnerable aunque, el nuevo secretario, advierte muy a su estilo: “corruptos no aceptaré en la secretaría de salud”.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img