- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Román Cifuentes, ¿la alternativa del PAN?

La disputa abierta entre Juan Manuel Oliva y Fernando Torres Graciano para resolver el tema de la sucesión en la jefatura estatal del PAN, está provocando nuevas fisuras en la estructura del principal grupo de poder en Guanajuato.

Aunque en la recta final la competencia se había centrado entre el líder camaral Gerardo Trujillo y la diputada federal Alejandra Reynoso, por el hecho de que cada uno de ellos están apoyados por una de las cabezas de esta corriente, ahora se dan movimientos para promover a un tercero en discordia diferente a Arturo Navarro, el secretario del Congreso que ha quedado prácticamente fuera de la contienda.

El principal promotor de la tesis de una propuesta diferente ha sido el secretario particular del propio Oliva, Román Cifuentes, quien ha utilizado el pretexto de cabildear votos para su candidatura a consejero para reunirse con Ricardo Torres Origel y tratar también el tema de la sucesión partidista.

La versión tiene credibilidad, toda vez que el propio senador ha caído en cuenta de que su respaldo no sería suficiente para sacar adelante a Navarro. Por otra parte, la candidatura de Alejandra Reynoso tampoco ha crecido, algo que podría ser una alternativa que reuniera Torres Origel y Oliva con el cemento de su vieja militancia ultraderechista.

Así que la mejor medición de la ventaja que lleva la dupla Torres Graciano – Trujillo, está dada por el surgimiento de esta tercera vía que estaría tratando de aprovechar las dudas de Juan Manuel Oliva, los nada desdeñables votos de Torres Origel y lo que pueda escurrir de la Loma, donde no debe olvidarse el nexo de Román Cifuentes con su cuñada Mayra Enríquez.

El plan no parece descabellado, no obstante que deje en el ridículo a dos de los contendientes, Navarro y Reynoso, cuyo papel se limitaría a demandar “cancha pareja”, aunque ya no para sí, sino para Cifuentes, quien incluso podría sumar a su causa con gran facilidad a Jaime Oliva.

El problema mayúsculo de esta alternativa sería el forzar a negociar a un Torres Graciano, que no está solo sino a quien acompañan una coalición de alcaldes como Jorge Estrada Palero de Irapuato y Antonio Ramírez Vallejo de Salamanca.

No se ve fácil. Pero, por lo pronto, la propuesta de Román pinta en el papel como un verdadero peligro de división del olivismo justo en las vísperas de entrar en la recta final del sexenio y con la elección del candidato a gobernador a la vuelta de la esquina.

Este juego aún tapado hacia el exterior, ya está abierto en los pasillos de oficinas como la del propio Oliva, la de Cifuentes y la de Héctor López Santillana, que no deja de verlo con preocupación tras sus esfuerzos de pacificar el gabinete.

En efecto, el primer riesgo que se observa, de no ser canalizadas estas inquietudes con prontitud, es la de una nueva desestabilización interna del gobierno, tan sacudido en estos días por los descubrimientos de corrupción y el nuevo papel protagónico de la Secretaría de la Gestión Pública.

La situación, inevitablemente, seguirá inestable por lo menos hasta el 10 de abril, en que se sepa como queda el nuevo consejo estatal panista y que posición ocupan en él algunos de sus prospectos, como Román Cifuentes, por ejemplo.

 

 

Avatar
Arnoldo Cuéllar Ornelashttp://arnoldocuellar.com/
Arnoldo Cuéllar Ornelas. @arnoldocuellaro. Periodista, analista político. Reportero y columnista en medios escritos y electrónicos en Guanajuato y León desde 1981.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img