- Publicidad -
sábado, abril 17, 2021

Rompe Sánchez Castellanos con el barbariato

José Arturo Sánchez Castellanos califica su destitución de la coordinación priista en el Cabildo de León como un madruguete. Identifica a su artífice: “la ex candidata a la presidencia (Bárbara Botello) intenta manipular a la fracción”; y lo logró.

El lunes por la tarde los regidores Julia de Lira, Olga Patricia Sandoval, Israel Cobián, Salvador Ramírez Argote y José Arturo Sánchez se reunieron como de costumbre para hacer sus acuerdos de la semana. Los cuatro primeros, casi al unísono, pusieron en la mesa la rotación de la coordinación.

El 13 de octubre de 2009, Sánchez Castellanos confirmó que su coordinación habría de ser por los tres años que durara la administración y que así se determinó de común acuerdo con sus compañeros ediles, hoy ese acuerdo se violentó.

Por unanimidad los cuatro regidores desconocieron a su coordinador, dieron golpe de estado y lo destituyeron. Nombraron, en seguida, a Salvador Ramírez Argote como sucesor de José Arturo. Salvador Ramírez es uno de los más nuevos alfiles de Bárbara Botello aunque ha trabajado con la ex candidata desde la 60 legislatura. Fue su asesor parlamentario.

LA EX CANDIDATA, UNA MANIPULADORA

 José Arturo Sánchez Castellanos, quien dejó las filas de la iniciativa privada para ingresar a ésta primera actividad política con el PRI –su gestación se dio con Bárbara Botello- dice que la toma de la coordinación estuvo planeada “fue de manera sorpresiva y se dio el madruguete.

Se votó al vapor la propuesta de la destitución. Me sorprende, aunque me deja claro sus orígenes. Los orígenes son la intención de la ex candidata (Bárbara Botello) de manipular la fracción”.

Sostiene, por primera ocasión, que es la priista quien fomenta la división dentro de su partido al pretender “proteger a ciertos grupos y evitar diálogos con otros, yo desde un principio estableció puentes de comunicación con diputados, líderes formales del partido como con el Movimiento Territorial y con las dirigencias porque entiendo que los regidores sirven al partido, no a una persona”.

RUPTURA CON EL BARBARIATO

El destituido coordinador priista no oculta su malestar hacia el desdén por quienes dio la cara en más de una ocasión y ataja que no hay ruptura con su partido “soy leal al PRI y a sus dirigentes, este es un rompimiento con los regidores. Ahora voy a trabajar de manera individual la regidiría y ya. Con nadie más”

Agrega: “me deslindo totalmente de las acciones de los regidores del partido, yo voy a trabajar de manera independiente así que, será una fracción de cuatro regidores del PRI. Voy a seguir militando y así lo haré, reitero, mi lealtad es al PRI y con sus dirigentes formales.

A LA VISTA ACUERDO PRI-AN

En la pasada sesión del Ayuntamiento, los regidores del PRI lanzaron sendas acusaciones a José Arturo Sánchez Castellanos que, incluso, lo incitaron a renunciar a la presidencia de la Comisión de la Contraloría.

Bajo el argumento de que el priista sustraía información del organismo fiscalizador y encubrir las auditorías que realizó cuando trabajó como externo en algunas dependencias paramunicipales, la mayoría panista en el Ayuntamiento solicitó que renunciara a dicha comisión.

La respuesta de Sánchez fue pedir que su destitución sea producto de un mayoriteo pues, sólo así podría darse. Hoy está en el supuesto de una alianza entre PRI y PAN para seguir con la venganza contra quien fuera el influyente coordinador del PRI cuyos debates eran sostenidos con documental, más que con verborrea.

“Técnicamente las comisiones deben repartirse de manera proporcional. No se pierde proporcionalidad si es que otro regidor ocupa la comisión de la Contraloría. Pero la única manera que yo deje la presidencia de la comisión, es que por mayoría del ayuntamiento se promueva la remoción”.

Los panistas son en si mayoría pero hay un escenario, que la destitución del coordinador promuevan con el PRI y “que los regidores del partido tomen alguna represalia así y se junten de la mano con el PAN para pedir que yo deje la coordinación”.

José Arturo dice que no hubo una relación en deterioro con sus compañeros de fracción, menos rencores y que “el punto de quiebre fue (el lunes), no hubo punto de acuerdo para poner en la mesa la rotación de la coordinación, se dio de manera atropellada, fue al vapor casi al término de la reunión, este asunto está patrocinado”.

– Patrocinado, ¿por quién, regidor?. Se le pregunta

– ¡Por quién más!, por la ex candidata. Responde el regidor que apostó por el barbariato, tanto así que hasta acuñó el término.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img