- Publicidad -
viernes, mayo 20, 2022

Se aferra UG a vías formales para eludir casos de acoso; director de división reconoce que conoció la situación desde marzo

Guanajuato, Gto. Las alumnas que denunciaron públicamente por acoso a cinco profesores de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guanajuato Campus León, habían mostrado su inconformidad por la conducta de los académicos desde marzo de este año, sin embargo no fueron atendidas debido a que sus denuncias no eran “formales”, reconoció el director de la División, Alex Caldera

En entrevista al término del informe del rector general de la UG, el funcionario informó que desde el mes de marzo algunas estudiantes buscaron un acercamiento con las autoridades para expresar la violencia de género que se vive en la institución, pero aclaró que ello no derivó en denuncias formales, las cuales no se ah presentado desde el 2016.

En el mismo sentido se pronunció el Secretario general de la UG, Héctor Efraín Rodríguez de la Rosa, quien luego de señalar que “es muy sencillo en medios, en forma pública, referir los casos”, puntualizó que a la ventanilla de UGénero no han llegado denuncias formales contra profesores del campus León de la Universidad de Guanajuato por acoso sexual, razón por la cual las autoridades universitarias no han atendido a las estudiantes que hicieron la denuncia colectiva.

El secretario general informó que será este viernes cuando se reúna con las estudiantes que públicamente señalaron a los profesores Armando Chaguaceda Noriega, Alejandro Klein Caballero, Gustavo Garabito Ballesteros, Daniel Tagle Zamora y Jacobo Herrera Rodríguez por acoso sexual.

 

“Lo único que hemos comunicado a la comunidad del campus y de esa división es el tener el cuidado en la forma que se relacionan con estas estudiantes para que sea desde un lugar de respeto, de no cometer actos manifiestos o implícitos que denoten que producto de la expresión en medios hay una consecuencia de sanción en la comunidad”.

Las estudiantes señalaron que los profesores gozan de privilegios, la protección y complicidad por parte de las autoridades universitarias.

A pregunta expresa de si el abandono en el que han quedado las denunciantes representaría una revictimización, el secretario general de la UG respondió que no entendía por qué se revictimizaba si ellos no tienen la denuncia ante las instancias y todo se ha manejado mediáticamente.

ZF: El dejarlas solas durante estos días, porque sería hasta el viernes que tengan un acompañamiento o que las escuchen, ¿no representa una revictimización para ellas porque ya hicieron la denuncia pública?

Héctor Rodríguez: No entiendo el sentido de que pueda ser una revictimización

ZF: Porque no hay un acompañamiento, no hay un acercamiento de la institución para dar su respaldo después de atreverse a denunciar, revisar cómo están, su estado psicológico, su estado emocional

Héctor Rodríguez: Claro, en el caso de que las personas necesiten este servicio, UGénero está disponible para ellas

Sostuvo que solo si las estudiantes piden el apoyo y acompañamiento de la institución ellos podrían actuar porque “las expresiones”, no denuncias, se han hecho a través de medios de comunicación.

Desde marzo se tenía conocimiento de la situación

Por su parte el director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la UG campus León, Alex Caldera, reconoció que desde el mes de marzo algunas estudiantes buscaron un acercamiento con las autoridades para expresar la violencia de género que se vive en la institución, pero aclaró que no se han recibido denuncias formales desde el 2016.

“El caso de los profesores que se mencionaron, de ellos ninguna denuncia se ha recibido. Las divisiones somos las receptoras, nos convertimos en la primera línea de interacción con los alumnos”.

Apuntó que en el caso de la denuncia que se presentó hace dos años, el profesor fue dado de baja pero la UG no presentó denuncias penales.

“Salió de la Universidad, se puso a disposición de recursos humanos, se siguió todo el procedimiento a través de la comisión de Honor y Justicia y luego en la comisión de Ingreso y Permanencia, se dio de baja. Las muchachas, creo una de ellas presentó (denuncia ante el MP) pero es un acompañamiento de la ventanilla UGénero”.

El director de la división  aseguró que en ese momento fueron atendidas por el secretario general de la Universidad, pero las denuncias formales no llegaron a la ventanilla que tiene la UG para la atención de este tipo de acusaciones.

Las autoridades universitarias confirmaron que hasta el momento no se han tomado medidas preventivas contra los profesores, pues no actuarán hasta que se presenten las denuncias formales.

Carmen Pizano
Carmen Pizano
Comunicóloga. karmenpizano@gmail.com


Más noticias

Comentarios

  1. Pues, si no se trata de una celada contra las autoridades universitarias, entonces ¿de qué se trata? ¿Las autoridades deben actuar aunque no tengan conocimiento formal de las acusaciones? Lo que no se puede pedir es lo imposible. En cambio sí debe darse seguimiento mediático a las acciones que se tomen una vez que las denunciantes se acerquen a las autoridades. De otra manera, lo que se consigue es ayudar a las autoridades a tener razones válidas para no haber actuado aún, pues se les está pidiendo que hayan actuado aunque no hayan tenido conocimiento, lo que es absurdo.

  2. Escondido por los rincones la pobre muñeca fea. Agripino ya se están acabando tus días de soberbia. Ni pienses en re elegirte. Bravo por las estudiantes que son valientes. Efraín se te acaba el negocio de vender capacitación a la Ug. Caldera que poca vergüenza tienes. Tus planes de ser reptor de campus se acabaron

  3. Pura fina persona en la UGto, hacen un gran equipo, son los poquianchis, la madrota dolores gallegos robles dio el ejemplo.

    Ellas también deben ser sus sobrinas, carnita frescs para los viejos marranos esos. Alex Caldera, Hector Efraín y Agripino son igual de puercos.

    Necesitamos armar una revolución de cerdad en todas las escuelas

  4. Investiguen otros campus. En Celaya-Salvatierra Benito Rodríguez Haros hace lo mismo con profesoras y estudiantes. El procedimiento de protección de Héctor Efraín sigue el mismo esquema.

  5. La Universidad de Guajauato tiene un nivel académico reprobable, donde también se permiten los plagios académicos, y ahora, por lo visto, el acoso sexual. Un pozo de mierda, pues… El rector debe dimitir.

  6. Lo único que esta evidenciando la Universidad es el nulo interés a resolver, ya esta la denuncia en medios indiquen a las chicas el proceso “formal” que antes o después no cambia el echo.
    No le den largas como el caso Kala ya a tres años…

  7. Desde que fue nombrado director del SIRTH y bajo la protección de Agripino y de Benjamín Valdivia, Ricardo García ha estado ejerciendo acoso laboral a los trabajadores de Radio Universidad., lugar donde no es querido sino más bien rechazado como en otras dependencias de la universidad. La radio está hecha un desastre.

  8. Definitivamente todo profesor o profesora que se sobrelimite de sus funciones deberá ser sancionada (o) conforme a los líneamientos institucionales. Cómo profesor universitario de Yucatan, apoyo todas las acciones que se lleven en contra de estas prácticas desleales contra estudiantes ya veces contra sus propios colegas. Mi nombre esDelfin Quezada Dominguez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img