- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

Se convierte Michoacán en blanco de secuestros

Morelia, Michoacán.- Desde 2009, Michoacán presenta en promedio más de 100 secuestros al año, lo mismo sucede con las extorsiones, y en el caso de las privaciones ilegales de la libertad por parte de la autoridad, la situación es más alarmante, ya que la media anual es de 334 denuncias.

Asimismo, se ha detectado que Morelia es la ciudad donde se denunciaron más este tipo de delitos durante 2011 y los primeros meses de 2012.

De los 129 secuestros que hubo en 2011, 73 fueron en Morelia, donde se produjo 40.1 por ciento de los 34 mil 783 delitos que se denunciaron ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en toda la entidad.

En el primer reporte referente al periodo de enero-febrero de este año se revela que la PGJ lleva 15 denuncias por secuestro y se detalla que cuatro de ellas ocurrieron en la capital del estado, con lo que se muestra un decremento de incidencias, dado que el año pasado, en ese periodo se registraron 12, no obstante, la ciudad se mantiene como la primera con este tipo de incidencias.

Engaños, cada vez más constantes
Según los registros de la PGJ que datan desde 1996 en el estado, no ha habido un solo año en que las denuncias por extorsión sean menos de 100, de hecho el registro más bajo fue de 106 en 2005 y el más alto fue de 354 en 2009.
El año pasado se denunciaron 189, de estas, un total de 73 ocurrieron en Morelia, donde este año se han registrado 14 de 36 extorsiones ocurridas en la entidad.

No siempre lo hacen por dinero
Según el Código Penal del estado se entiende como secuestro al hecho de privar a una persona de su libertad con el fin de obtener un lucro indebido, pero no todas las ocasiones alguien es retenido contra su voluntad por la solicitud de un rescate.

Es por eso que también se abren averiguaciones previas por privación de la libertad, lo cual, en el estado de Michoacán también es de gravedad, puesto que las autoridades recibieron 317 reportes de este tipo en toda la entidad, 114 de ellas fueron en la ciudad de la cantera rosa.

El primer bimestre de este año la fiscalía reportó 24 de estos casos, 8 de ellos en Morelia.

Es por tal incidencia en los delitos ya mencionados que desde 2007, el estado de Michoacán creó la Fiscalía Especializada en Atención a los Delitos de Secuestro y Extorsión (FEADSE), la cual según el último informe emitido por la PGJ (cuando aún Jesús Montejano Ramírez estaba al frente) está certificada desde 2008 y desde agosto de ese años hasta agosto de 2011 capturó a 167 presuntos secuestradores y liberó a 296 personas.

Además, el Ejército se ha sumado a la lucha contra el secuestro en el estado y durante el año pasado reportaron a 26 personas liberadas.

Las recomendaciones
Ante las cifras anteriores respecto a la incidencia de secuestros y extorsiones, Vigía se dio a la tarea de buscar consejos útiles para evitar ser víctimas de estos delincuentes:
Contra el rapto, es aconsejable evitar las rutinas, ya que según lo informado por la PGJ, los secuestradores suelen estudiar a sus víctimas con anterioridad y los interceptan mientras se dirigen a realizar una actividad cotidiana, o porque salen de un lugar siempre a una misma hora.

Asimismo, cambie sus rutas y en la medida de lo posible evite usar un mismo camino para llegar a lugares que visita a diario, como su trabajo o su hogar.

No dé información de más extraños, es decir, no proporcione nombre completo, dirección, trabajo, costumbres ni nombres de familiares a gente desconocida.

De igual manera, mantenga contacto continuo con su familia, trate de informarle a sus seres queridos si sale al trabajo o a algún otro lado, para que conozcan dónde hallarlo. Igual sepa cuáles son los planes de ellos durante el día y comuníquese desde su trabajo o su hogar por lo menos una vez al día con ellos.

Si sale de viaje, llámeles cuando llegue a su destino e infórmeles donde se hospeda.

En caso de extorsión, consiga un identificador de llamadas, los extorsionadores rara vez amenazan en persona a sus víctimas, generalmente usan un medio como mensajes anónimos escritos o llamadas telefónicas, por eso es recomendable que cuente con un aparato para saber de qué número le están hablando.

En el caso de que sea un número desconocido se recomienda no contestar y ponerse en contacto con sus familiares para conocer cómo están, ya que hay extorsionadores que aprovechan que el ciudadano no está viendo a sus consanguíneos para señalar que les hará daño.

Mantenga la calma, se sugiera que no caiga en pánico y trate de comunicarse con las autoridades para que le asesoren y auxilien.

Tenga cuidado con engaños, los extorsionadores tienen entre sus trucos más comunes, el hacerse pasar por otra persona, como lo es un familiar que regresa de Estados Unidos y necesita dinero, el representante de una empresa que le informa que ha ganado un concurso, pero necesita darle datos personales o abonar dinero a una ficha telefónica, o el trabajador de una institución financiera que le pide informaciones para darle una tarjeta de crédito.

Si alguien le llama, sea usted quien pregunte el nombre, procedencia de quien lo hace y motivos; evite comentar cualquier cosa respecto a si está en el trabajo, espera a alguien o datos de su familia.

En caso de recibir amenazas no deje que el delincuente lo amedrente, interrumpa la conversación o cuelgue.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img