- Publicidad -
lunes, abril 12, 2021

Seguirán operativos en el sur de Guanajuato, advierte Zamarripa

La operación para depurar a las corporaciones policíacas en el sur de Guanajuato, que limitan con Michoacán, seguirán asegura el procurador Carlos Zamarripa. Foto: Mario Armas

El jefe de la policía municipal en Acámbaro, Pedro Gutiérrez Ávila, lideraba una célula de la agrupación criminal autodenominada La Familia Michoacana desde la alcaldía. No sólo utilizó la infraestructura oficial, sino también a los uniformados, para involucrarse en la venta de droga, secuestros, homicidios y extorsiones.

Su lugarteniente era el subdirector de esa corporación Jorge Montoya Hernández. Ambos están detenidos y ya fueron presentados, con ellos 15 policías quienes fueron encontrados responsables de homicidios, secuestros, venta de narcóticos al menudeo y dar protección a otros delincuentes, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato.

En ese marco, familiares de policías detenidos en Tarandacuao, realizaron una marcha de protesta para exigir la liberación de sus parientes quienes fueron aprehendidos el viernes 29 de abril durante una operación similar. La protesta ocurrió sin incidentes.

El procurador de justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, confirmó incluso que los elementos de policía, estaban en la nómina del cártel criminal y, tras las investigaciones y reportes de inteligencia, se comprobó que los policías habrían dado información para cometer atentados incluso contra ex directivos de la corporación “algunos de ellos tenían la función como vigilantes con fines de servir a la organización” dijo el procurador quien confirmó que hay varios prófugos.

Mencionó que tras la investigación que se siguió, se comprobó que “no sólo varios de los elementos de seguridad pública, sino el director y el subdirector, están involucrados”, de hecho, a los mandos policíacos se les vincula con una célula que operaba desde Zitácuaro, Michoacán.

DEPURACIÓN EN LA REGIÓN SUR

En conferencia de prensa conjunta a la que acudieron el comisario en la entidad de la PFP, Arturo Bassols González, el delegado de la PGR, Martín Levario Reyes, el secretario de Seguridad Pública estatal, General Miguel Pizarro Arzate, y el procurador Carlos Zamarripa Aguirre, se anunció que los operativos en la región sur continuarán.

“Hemos desplegado una estrategia de depuración policial en la región sur de la entidad, obteniendo resultados que, si bien son lamentables e indignantes, dan certeza del trabajo y visión de la actual administración de gobierno”.

El procurador general Carlos Zamarripa, advirtió que esa dependencia trabajará contra los elementos que “traicionen los principios de legalidad y a los ciudadanos” por dijo que los operativos conjuntos entre el estado y la federación continuarán como una “estrategia de depuración policial en la región sur del estado de Guanajuato”.

Agregó también que “Las autoridades tenemos la  responsabilidad ineludible con el estado de derecho y que los servidores públicos actúen de manera legal y transparente, so pena de traicionar los principios” y advirtió que los operativos de depuración policíaca en el sur de Guanajuato serán permanentes con la participación de las fuerzas del estado desplegados en la entidad.

PROTESTAS POR LOS OPERATIVOS

Horas antes de la presentación de los uniformados a quienes se les vinculó con grupos criminales, por lo que se entregará un desglose para investigación a la PGR, varias protestas se dieron en contra de la operación encabezada por la PGJEG. Una de ellas la del alcalde acambarense Gerardo Silva Campos.

En conferencia de prensa, acusó de una serie de violaciones a los derechos humanos e, incluso, responsabilizó al estado de las acciones contra la ciudadanía que pudieran surgir en aquella demarcación.

Ante ello, el procurador respondió que “no sé cuál es el efecto que se quiera dar, nosotros estrictamente estamos aplicando las acciones y las estamos desplegando en aras de terminar una investigación que, con anterioridad, se estaban realizando. No tengo más comentarios”.

ABREN EXPEDIENTE EN DERECHOS HUMANOS

Derivado de las detenciones en Tarandacuao y Acámbaro, las familias de los policías detenidos pidieron al Ombudsman de Guanajuato, Gustavo Rodríguez Junquera, detención arbitraria, allanamiento de morada, uso excesivo de la fuerza pública y otros actos en contra de los policías.

Del despacho del procurador se confirmó que fueron abiertos dos expedientes, el 42/11-E y el 44/11-E, además de que se solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública estatal y a la Procuraduría General de Justicia del Estado, un informe pormenorizado de los hechos.

La dependencia se dijo que estarán atentos a cualquier acción.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img