- Publicidad -
sábado, mayo 15, 2021

Hace Gutiérrez Chico profesión de fe barbarista

La dirigencia local respaldó a los ediles que derrocaron a su coordinador. Foto: ZonaFranca

El dirigente del PRI en León, Luis Gerardo Gutiérrez Chico, encabezó la conferencia de prensa de cuatro de sus cinco  regidores en el ayuntamiento de León para dar una muestra de unidad.

Faltó José Arturo Sánchez Castellanos a quien derrocaron y defenestraron a principio de la semana.

En ese marco, la regidora Olga Patricia Sandoval Pérez, quien arremetió contra su compañero José Arturo Sánchez Castellanos al calificarlo de soberbio, autoritario y mártir, hoy no se arrepintió de sus dichos, pero quiso minimizarlos señalando que es como un pleito entre hermanos.  

Reunida en rueda de prensa con el líder del tricolor en León, Luis Gerardo Gutiérrez Chico y sus compañeros regidores, a excepción de José Arturo Sánchez Castellanos -quien se dijo que no asistió por un compromiso que tenía- , Sandoval Pérez refirió que no se retractaba de haber lanzado calificativos a su compañero edil.

“Son cosas que me salieron en el momento por situaciones que pasaron, no me arrepiento porque sería como decir que lo que dije no es verdad…a final de cuentas lo dije y ahí están las palabras y al final de cuentas somos humanos…ahora le tocó a Arturo Sánchez Castellanos a lo mejor mañana me toca a mí, pero lo aceptó y no hay otro comentario”, sostuvo.   

Antes de concluir la atención a medios, la regidora volvió a tomar la palabra para reiterar que lo que sucedió entre los ediles fue un pleito entre hermanos, y que como tal, pasará.

“Entre hermanos muchas veces tenemos discusiones pero a final de cuentas como hermanos que somos y participantes y compañeros de partido yo creo que nos perdonamos, llegamos a perdonarnos; cuando unos hermanos no siempre están de acuerdo en muchas cosas se llega a una discusión pero afortunadamente la cordura entra entre nosotros y pasará este momento”, manifestó.

En tanto, el coordinador de la fracción, Salvador Ramírez Argote, reconoció las descalificaciones, pero enfatizó que de su parte ya están superadas.

“Efectivamente ha habido una serie de señalamientos de una parte y de la otra que se dieron en un contexto determinado y que creemos de nuestra parte está completamente superado, creemos que el tiempo lo cura todo y la buena voluntad, de nuestra parte la hay y estamos seguros que la hay también de nuestro compañero que no está por razones diversas pero que él desde el día de ayer comentó con el presidente de nuestro partido que estaba de acuerdo en seguir participando”, dijo.  

Dijo además que la participación de Sánchez Castellanos para la fracción “es muy necesaria y por eso es que vamos a trabajar unidos los cinco, de lo cual no me queda la menor duda”. 

Por su lado, Gutiérrez Chico, afirmó que pese a las descalificaciones que se han suscitado no hay un rompimiento definitivo de la fracción del PRI con el regidor Sánchez Castellanos.

“Yo creo que como en toda familia tenemos problemas naturales entre hermanos porque le quitó la camisa o le quitó el zapato, hay un enojo muy fuerte y que a veces se gritaron algunas cosas por el momento pero conforme pasa el tiempo esto va a aminorando y sale la sangre, la hermandad…”, señaló.

Gutiérrez Chico hizo un llamado a la “cordura” y a realizar trabajo en equipo; dijo además que la ausencia de Sánchez Castellanos fue por “un compromiso”, aunque luego señaló que la convocatoria a la reunión fue muy rápida.

“Me refrendaba (Sánchez Castellanos) el apoyo a lo que aquí platicáramos y a los acuerdos que aquí llegáramos y que en el transcurso de las semanas, si el partido lo creía conveniente, nos volveríamos a reunir los y las regidoras con el partido para ver algunas dudas al respecto”, dijo.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img