- Publicidad -
miércoles, julio 24, 2024

Nacho Cano enfrenta acusaciones muy serias, como explotar artistas mexicanos

Ciudad de México. (SinEmbargo/Europa Press). Nacho Cano, actor y exintegrante del grupo musical Mecano, se encuentra en el ojo del huracán luego de que fuera detenido en Madrid el pasado martes 9 de julio, acusado de explotar laboralmente en España, a un grupo de artistas mexicanos, quienes estarían residiendo y trabajando de manera irregular en ese país en la puesta en escena de una obra señalada por romantizar “La Conquista”.

La detención del músico español, que sólo duró unos minutos, tuvo lugar después de que una joven mexicana lo denunció ante la policía de ese país por las condiciones precarias en las que trabajaba en la obra de teatro musical titulada “Malinche”, por lo que desde el pasado mes de enero se inició la investigación correspondiente, según consignó el diario El País.

Foto: Especial.

“Malinche” es una puesta en escena que algunos especialistas han criticado negativamente por intentar romantizar La Conquista y proporcionar datos imprecisos, ya que exalta la figura de los españoles al intentar abordar la historia de la Malinche, una mujer que para salvar su vida se sometió y se convirtió esclava de los conquistadores.

Las indagatorias derivaron en acusaciones contra Cano, al que se le señala de vulnerar los derechos de la población migrante, así como los derechos de los trabajadores y por favorecer la inmigración irregular, debido a que las autoridades españolas alegan que los 17 mexicanos que integran el grupo bajo la tutela del exintegrante de Mecano son trabajadores que no tienen el permiso correspondiente para laborar en el país.

Lo anterior, debido a presuntas irregularidades en la contracción de los jóvenes actores, quienes estarían trabajando de manera irregular en la obra “Malinche”, además de que estarían, supuestamente, residiendo de manera irregular en España y bajo condiciones de precariedad, lo que llevó a la policía de esa nación a realizar entrevistas a los actores implicados.

Tras quedar en libertad, Cano ofreció una conferencia en la que sostuvo que el grupo de mexicanos en cuestión llegó a España bajo la figura de estudiantes becados, ya que, aseguró, los jóvenes se encuentran haciendo supuestas “prácticas”, de las cuales varias tienen que llevarse a cabo “en el escenario”, debido a que los artistas estarían preparándose para cuando la obra se estrene en México.

Subrayó que para ofrecer estas becas se realizó un convenio con la Casa de México en España, el cual contó con el respaldo del Embajador de México en España, Quirino Ordaz Coppel, con miras a que los estudiantes participaran en la obra “Malinche” cuando esta se estrenara en México, lo que se tiene previsto para los próximos meses.

Cano reiteró que no se trata de trabajadores “porque no están trabajando, ellos están haciendo prácticas, pero muchas de ellas son en el escenario”. Asimismo, destacó que los recursos para costear los gastos de los becarios se obtienen de la obra musical. “El dinero para este proyecto sale de ‘Malinche’ y garantiza a los estudiantes alojamiento, comida y gastos”, dijo.

También aseguró que las acusaciones en su contra fueron expuestas por una joven a la que calificó de “problemática”, situación por la que se determinó que saliera del programa y le ofrecieron que regresara a México, pero supuestamente ella rechazó tal propuesta. “No cumplía las características necesarias para el trabajo en equipo”, dijo Cano sobre la mujer que lo habría denunciado.

Además, señaló que toda esta situación en la que está envuelto más bien responde al apoyo que ha expresado públicamente en favor de Isabel Natividad Díaz Ayuso, presidenta del conservador Partido Popular de la Comunidad de Madrid, lo que también acusó a la policía realizar “una maniobra orquestada”.

“Antes creía en las Fuerzas del orden de este país, pero ahora ya no. Ha sido claramente una maniobra política para desviar la atención y por mi apoyo a Díaz Ayuso, primero fueron por su familia y su novia y ahora sólo quedaba yo, que soy su amigo”, consideró el artista español.

“Soy de los pocos artistas españoles que no comulga con la visión oficial de la cultura en este país, básicamente porque no soy comunista y no lo soy porque no soy imbécil. Estuve varios años viviendo en Miami y sé de primera mano lo que hacen ese tipo de regímenes”, añadió Cano.

Durante las entrevistas que llevó a cabo la policía española, según consignó el diario La Jornada, los actores mexicanos supuestamente fueron trasladados a una comisaría en donde habrían sido despojados por varias horas de sus teléfonos celulares y la información que contenían los dispositivos habría sido transferida a una computadora de las autoridades.

Los artistas mexicanos también acusaron a los policías que los trasladaron a la comisaría de intentar persuadirlos para que declararan en contra de Nacho Cano, alegando que exmecano los estaba acosando de manera laboral o sexual, situación que los supuestos becarios negaron en todo momento. Por este trato que los jóvenes ya presentaron las respectivas denuncias, según adelantó Cano.

No obstante, tras estallar el escándalo, la Fundación Casa de México España, que aceptó la colaboración para la obra “Malinche”, emitió un comunicado en el que aclaró que sólo se acordaron tres becas para la estancia formativa en la Jana Escuela Internacional de Artes Escénicas, no las 16 que están colaborando con Cano.

“En el marco del Programa Becas Fundación Casa de México en su modalidad de Formación Académica, se firma un convenio entre Fundación Casa de México en España y Jana Escuela Internacional de Artes Escénicas, quien colabora con “Malinche The Musical Spain”, para ofrecer tres becas que, en este caso, cubren la matrícula dentro del programa de estudios seleccionados en un periodo no mayor de 12 meses”, indicó.

“En esta convocatoria Fundación Casa de México en España se asegura que los estudiantes beneficiados del Programa Becas Fundación Casa de México cumplen con todos los requisitos legales”, añadió la organización.

Respecto a la situación migratoria de los supuestos becarios que se forman en “Malinche”, la representación legal de Cano alegó que los trámites para el ingreso de los mexicanos se presentaron en tiempo y forma, sin embargo, reconoció que están a la espera de que los expedientes se resuelvan.

Según información publicada por el diario El País, entre los detalles del caso que las autoridades españolas lograron obtener está que los presuntos becarios ganan entre 300 y 500 euros al mes por una jornada de 10 horas, seis días a la semana. Además, están hospedados en un hostal en donde cuatro jóvenes comparten una habitación sin conocer su verdadera situación legal.

En respuesta a los señalamientos de Cano, la Confederación Española de Policía (CEP) calificó como “intolerable” la estrategia de defensa del músico Nacho Cano y le ha invitado a que “deje de dar el espectáculo atacando de forma indiscriminada” a policías y “acusándolos” de delitos sin tener prueba de ello.

“Nacho Cano debe dejar de dar el espectáculo con ataques indiscriminados a policías nacionales, a los que ha acusado de cometer delitos sin mayor prueba que su opinión”, ha advertido la CEP en un comunicado, respondiendo a las declaraciones que hizo el músico el martes tras su detención y ha calificado su comportamiento de “censurable, injusto e intolerable”.

Para la CEP, la defensa de Cano sigue la “ley del embudo”, que pide respeto a la presunción de inocencia “para sí mismo”, mientras “niega ese mismo derecho a un grupo de profesionales que no pueden responder a esas acusaciones”. La organización policial ha querido destacar también que Cano “lanza” sus acusaciones desde una posición de “privilegio” derivada de su proyección pública.

Por su parte, el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, criticado este miércoles el “silencio de algunos que se han fotografiado y homenajeado” al músico Nacho Cano, ante su detención por presunta contratación irregular a inmigrantes para su espectáculo, y ve una ofensa que critique a la Policía.

Lo ha declarado a los periodistas tras visitar la restauración de las vidrieras y azoteas de la Catedral de Barcelona junto a la vicepresidenta de la Generalitat, Laura Vilagrà; el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, el delegado del Gobierno en Catalunya, Carlos Prieto, y el secretario de Estado de Vivienda y Agenda Urbana, David Lucas.

Puente ha señalado que se debe respetar la presunción de inocencia y ver qué resulta de la investigación, pero “lo que no se puede decir es que la criminal es la Policía”. “No sé en qué mundo ya viven algunos. Sobre todo me llama la atención el silencio de algunos que se han fotografiado y que lo han homenajeado ante una ofensa a la policía de nuestro país que es absolutamente intolerable”, ha añadido

El Ministerio del Interior también salió este miércoles al paso de las críticas vertidas por el músico Nacho Cano, que tildó de “criminal” a la Policía Nacional tras su detención por presuntamente contratar de forma irregular a inmigrantes para su espectáculo, reivindicando la “profesionalidad” de esta institución y subrayando que goza del “reconocimiento unánime” de los españoles.

Fuentes de Interior dijeron a Europa Press que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska “defiende y reivindica el trabajo y la profesionalidad de la Policía Nacional como garante de los derechos y libertades de todos los ciudadanos, especialmente de los más vulnerables”.

En este sentido, han subrayado que la Policía Nacional goza del “reconocimiento unánime de la sociedad en cientos de homenajes públicos, es una institución imprescindible para garantizar el progreso y la libertad” en España y con su labor “ha contribuido a la consolidación de la democracia”.

“La profesionalidad y vocación de servicio público de sus más de 74 mil hombres y mujeres han convertido a la Policía Nacional en una de las instituciones mejor valoradas de España”, han zanjado desde el Ministerio del Interio

En tanto, la empresa pública Renfe anunció la rescisión del acuerdo de colaboración con el musical ‘Malinche’ tras las declaraciones del músico Nacho Cano en contra de la Policía Nacional, al entender que podría causar a la empresa “perjuicio reputacional”.

Renfe explicó que las palabras de Cano en las que califica a la Policía Nacional de “criminal obligan a proceder a rescindir el acuerdo de colaboración” con “Malinche” y recordó que el acuerdo firmado establecía que las partes podrán desistir de forma “unilateral y anticipadamente” de él cuando entiendan que la colaboración de la otra parte con otras entidades “sea susceptible de causarle un perjuicio reputacional”.

“Renfe comparte la preocupación social por los sucesos producidos ayer en relación con una presunta vulneración de los derechos de los trabajadores y considera a la Policía Nacional, que cumple 200 años al servicio de los ciudadanos, y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como uno de los pilares fundamentales del Estado de Derecho”, concluyó.

- Publicidad -

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO