- Publicidad -
domingo, junio 16, 2024

El Proyecto de Reconstrucción del Tejido Social en la capital marcado por la evangelización

Guanajuato, Gto. A pesar de que el gobierno municipal de Guanajuato negó que la intervención del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS) Jesuitas por la Paz, en el proyecto de reconstrucción del tejido social tuviera vínculos religiosos, los encargados de aplicar el programa tuvieron que tomar un retiro para prepararse en la vida apostólica y espiritual.

El proyecto fue impulsado por la regidora del PAN, Cecilia Pöhls Covarrubias y en un primer momento se invirtieron alrededor de 800 mil pesos para fortalecer tres aspectos: vínculos, identidad y convivencia. En la capital el objetivo del proyecto fue presentado para restablecer los vínculos en las familias y reconstruir el tejido social, incluso con metodologías espiritualistas.

Sin embargo, organizaciones civiles como Foro Inundación y el Colectivo Arena en la Vagina, se pronunciaron en contra de que fuera un grupo religioso, cuyo eje principal es la espiritualidad, quien aplicara el programa. En su momento la regidora Cecilia Pohls sostuvo que los trabajos nada tenían que ver con el tema religioso.

A través de la Unidad de Acceso a la Información, el director de Desarrollo Social, Marco Antonio Campos Briones, dio a conocer un reporte de actividades sobre el proceso de formación que recibieron los equipos de profesionistas que intervienen en Guanajuato capital y Celaya.

En el documento refieren que el proceso de formación se realizó durante el 14 al 26 de enero en la casa de retiros de Acolman, en el estado de México, con una duración de 80 horas.

Argumentan que el objetivo del taller fue para preparar a los equipos para la vida apostólica, la vida comunitaria y la vida espiritual, con el fin de que puedan desarrollar los proyectos de reconstrucción del tejido social cuidando su vida personal y comunitaria.

Los profesionistas primero tuvieron que tomar este taller y posteriormente fueron formados con el enfoque de reconstrucción del tejido social.

Aunque mucho se negó que se tratara de una evangelización, el Centro de Investigación Jesuitas CIAS por la Paz agradeció a varias parroquias de la capital por el apoyo brindado para poder llevar el proyecto de reconstrucción del tejido social en la ciudad.

“Agradecemos a la parroquia de Belén, en Guanajuato, y las parroquias de Roque y Gasca, en Celaya, así como el gobierno local de Guanajuato y la empresa Integradora Hortícola del Bajío de Celaya, por la confianza y el apoyo en la realización de este proyecto”.

Entre las actividades que fueron reportadas para la formación destacan: una bienvenida en un ambiente de oración, talleres de autoestima, manejo de sentimientos, enegrama, así como el modo de proceder del CIAS, entre otras. Varias de las actividades iniciaron con una oración.

De acuerdo al contrato que se otorgó al CIAS, este debía de entregar un reporte trimestral sobre los avances del proyecto, pero con corte a agosto de este año y de acuerdo a Acceso a la Información, solo entregó un informe de actividades regional.

El reporte entregado no solo corresponde a las actividades que se han realizado en Guanajuato capital, también incluye otros municipios como Celaya y León.

En el informe, refieren que al tener presencia en varios municipios decidieron regionalizar el seguimiento de los proyectos, asignando un coordinador regional el cual tiene la función de acompañar y dar seguimiento a los equipos en cada localidad.

Los reportes

En el caso específico de Guanajuato capital, en el informe reconocen que se tienen que elaborar reportes mensuales y trimestrales de las actividades y financieros al Ayuntamiento, y un informe trimestral impreso y digital con los avances y con los movimientos financieros para justificar la erogación del recurso a la Dirección de Desarrollo Social, de los cuales asegura se han entregado dos y uno financiero.

Esa información fue solicitada a través de Acceso a la Información, pero el titular de esa área, Marco Antonio Campos Briones solo remitió un informe regional y un informe sobre la formación de los profesionistas que operan el proyecto.

El proyecto de Reconstrucción del Tejido Social se aplica en cuatro zonas de la ciudad: Mellado, Divino Preso, Cata y Valenciana.

Reconoce que se conformaron equipos de misioneros y misioneras para compartir el proyecto con las familias que fueron visitadas.

En su reporte, CIAS describe los talleres, encuentros y acompañamientos en la investigación para los diagnósticos, incluso las mesas de trabajo con algunos miembros del Ayuntamiento.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO