- Publicidad -
jueves, febrero 2, 2023

“Tomar de la mano no constituye un acto sexual”; cierran investigación por acoso en el CETIS 62

Salamanca, Gto. La Fiscalía General del Estado (FGE) cerró la investigación por acoso y hostigamiento sexual en contra de Oscar ‘N’ profesor del Centro de Estudios Tecnológicos y de Servicios (CETIS) número 62, de quien estudiantes exigieron su despido el pasado 9 de diciembre durante una manifestación

La agente del Ministerio Público, Alejandra Nephtali Miravalles argumentó que de acuerdo con la declaración de la víctima y estudiante del plantel, si bien la conducta del docente no fue la adecuada, tampoco encuadra en lo que se tipifica como un delito de índole sexual. 

Foto: Enrique García.

En su testimonio la víctima relató que después de un curso entró a la oficina del profesor por una mochila, momento en el que el docente le dijo que se quedara a platicar con él, cuando ella se negó, el docente le apretó el brazo izquierdo e insistió, pero ante el rotundo no, decidió dejarla salir, y para cuando entró a clase con el maestro, éste legó enojado y le advirtió que reprobaría su materia.

A la par, de estas advertencias reiterativas, la adolescente decidió faltar a clase, por lo que ya no le recibió trabajos ni le permitió presentar examen. 

“Analizados en su conjunto, y de conformidad a los artículos 131 fracción xIII y 253 del código nacional de procedimientos penales, los antecedentes y datos no son suficientes para formular imputación, por lo que se precede a asumir la determinación de ejercer la facultad de abstenerse de investigar, toda vez que:

(X) los hechos relatados en la denuncia, querella o acto equivalente no son constitutivos de un delito.

Que la forma en que el maestro le tocó su brazo fue por encima de su ropa como acariciándolo, que esto ocurrió aproximadamente cinco veces, que esto lo hacían cuando revisaba el libro al final de la clase y lo hacía siempre que había más compañeros, que con ella no tenía ningún trato diferente en comparación a sus compañeros.

 

…la conducta desplegada por el profesor si bien no denota una conducta adecuada, ya que a manifestación de la menor ofendida la decisión por él asumida de no recibirle trabajos, no permitirle la presentación de exámenes fue de manera arbitraria por el simple hecho de ella no acceder a hablar con él, pero esta conducta por sí sola no encuadra en ninguna de las conductas tipificadas como delito por la legislación penal vigente, pues al respecto, el tomar o agarrar de la mano a la ofendida, no constituye, un acto de índole sexual, que en todo caso es el común denominador en lo que son los delitos de abusos sexuales, acoso u hostigamiento sexal, y por lo que hace a la interacción que tuvo dicho profesor a con la menor tampoco denota conducta delictiva, pues el momento en que solicitó hablar con la misma, nada adicional le dijo, y las veces que llego a interactuar con la misma previo a esto fue siempre en presencia demás compañeros y ninguna conducta diversa fue narrada por la menor”. 

Esto según el documento que fue enviado el 28 de diciembre pasado a Prudencia Márquez, madre de la menor de 15 años, quien interpuso una denuncia formal ante el Ministerio Público el pasado 13 de diciembre, para lo que se aperturó la carpeta de investigación 140062/2022.

“Metí la denuncia y terminó el caso que porque no hubo violación ni nada” apuntó.

La mujer detalló que del Ministerio Público mandaron llamar a su hija para que declarara, pero no a los testigos, y fue el personal del DIF Municipal, quienes después se comunicaron con ella para hacerse cargo del caso. 

“Quedó el licenciado (Del DIF)  de que iba ir al CETIS a hablar con la directora; iba a ir una testigo, que casi le pasó a su hija algo similar y creo que iba ir la niña o el licenciado le iba a hablar”.

Foto: Enrique García.

Lo anterior, luego de que cabe recordar, aparentemente había ya un par de denuncias formales por acoso en contra de este mismo maestro que tiene 30 años de servicio en la institución, donde actualmente imparte la materia de español.

Prudencia Márquez dijo que tampoco hubo más comunicación con la directora del plantel, Brisa Elena García Ramírez, después de haberle llevado la queja de lo ocurrido

“Quedó de hablarme, nunca me llamó, quedó de que iban a pasar a mi hija con una psicóloga, pero nunca me llamó para nada, supuestamente estuvo ahí la psicóloga que atendería pero nunca me llamaron ni nada”.

A esto añadió que tampoco sabe en qué quedó la investigación interna, a la que se dio paso tras los supuestos protocolos que se activaron desde que se recibió la primera queja por acoso, de acuerdo a lo que se difundió en un comunicado.

Más noticias

Comentarios

spot_img